Ellos no fueron destinados para compartir una sola vida 

0
482

Nacemos y no sabemos lo que ha de venir. No entendemos si nuestras vidas están destinadas, si existe algo que ha sido planeado para cada una de nuestras vidas. Nuestras vidas, toman su propio rumbo con cada una de nuestras decisiones, pues son ellas lasque van construyendo nuestro futuro. Cada ser humano en esta tierra tiene su propia personalidad y es ella la que nos define y nos hace ser quien somos.

Un día, sus vidas en algún punto de la historia se cruzaron; no pudieron evitarlo y se toparon para permanecer en algún tiempo compartiendo su vida haciéndola una sola. Con el paso del tiempo, se conocían, sabían quien era en realidad por dentro y por fuera esa persona con la que estaban compartiendo su tiempo. Los años eran los constructores de su futuro, pues era el momento en el que ellos tomaban decisiones para su vida, juntos e individual; las decisiones y todo lo que hacían el uno por el otro les demostraba poco a poco lo que les esperaba.

Ambos el día en el que se conocieron dieron oportunidad al amor de que entrará en su corazón. Sabían que había algo que los hacía permanecer juntos, pero nunca se preguntaron si el amor el uno por el otro tendría que existir; no sabían si eso era lo que la vida quería para ambos. Nada importo, siguieron a su corazón y comenzar a escribir una historia donde los protagonistas eran solo ellos dos. Los días pasaban y comenzaban a guardar recuerdos en todas partes, grababan en su memoria las imágenes de ambos en diferentes situaciones, intentado guardarlos en corazón para mantenerse vivos por siempre en su interior. Las cosas comenzaban a fluir y cada vez que sus labios y su piel se tocaba, sentían todo lo que se había dicho sobre el amor, esa sensación en el estomago que te hace ir al cielo y conocer la sensación de una nube.

La historia de amor parecían cuento de hadas, una ilusión hecha realidad que ninguno d los dos quería que terminara. La vida seguís siendo perfecta, hasta que con el tiempo, comenzaron las diferencias, comenzaron a descubrirse y ver que había cosas en ambos que no congeniaban. La vida cambio, su relación comenzó a irse al revés. Nunca pensaron que en algún momento el amor cambiaría, que ese sentimiento que los había hecho sentir magia en su vida, comenzará a cambiar; el amor comenzaba a enfriarse y no sabían que era lo que tenían que hacer, no sabían que era lo indicado, así que ambos cruzaron sus brazos y solo dejaron que las cosas pasarán. El amor se extinguía y ellos prefirieron seguir con sus vidas, pues se dieron cuenta que en el destino no estaba el compartir una sola vida, que ellos habían sido hechos para ser amigos y seguir en la búsqueda de esa persona que fuera hecha para compartir una vida con cada uno de ellos.

Ambos sufrieron al decir adiós, pero sabían que era lo correcto; sabían que lo mejor era buscar su propia felicidad, seguir su vida y construir su propio camino.