Amar no significa ser una propiedad, significa entregarlo todo 

0
463

¿Sabes lo qué significa el amor? El amor no es fácil de comprender, pues no existe una definición que logre abarcar todo lo que significa. El significado del amor puede cambiar desde la perspectiva de cada persona; quizá, en algún momento una persona ha sufrido demasiado con experiencias amorosas que le han dejado un mal sabor de boca, esas personas pensarán que el amor no vale la pena, que ni siquiera vale la pena volver a sentirlo; pero en algunas ocasiones el amor, es un bello regalo para todas esas personas que han conocido el amor y han hecho amistad con él; para ellos el amor es una bendición, gracias a sus experiencias.

Amar, es un sentimiento que es difícil controlar; no puedes darte cuenta a tiempo en muchas ocasiones de que el amor ya está dentro de tu corazón, de tu cabeza y todo tu ser. Cuando nos enamoramos, queremos que esa persona sea solo nuestra; que esa persona de la cual nos hemos enamorado no pueda darse cuenta de nadie más, que solo ponga su mirar en nosotros porque queremos ser lo único en su vida; no nos damos cuenta que el amor nos convierte en egoístas. Amar, no significa propiedad, sino que significa entregarlo todo por esa persona que es amada.

Cuando nos enamoramos tenemos que pensar en todo lo que necesita esa persona de ti, antes de pensar en hacerla nuestra, sin dejar que nadie más pueda entrar a su vida. Cuando nos enamoramos tenemos que entender que esa persona tiene sus propias decisiones y que no hay manera de que podamos elegir por ella. Las cosas que elija, como el estar o no cerca de nosotros, son su decisión y tenemos que enseñarnos a respetarla. Cuando estamos a lado de una persona compartiendo un sentimiento, no significa que nos hemos convertido en su propiedad, significa que compartimos una vida, y que si existe el amor verdadero entre nosotros, ese amor nos hará darnos cuenta de nuestras necesidades y con esto, podremos hacer hasta lo imposible por entregarle lo que somos e intentar hacer todo por esa persona, para que no quiera alejarse de nuestra vida; nunca, tenemos que obligar a esa persona que siga a nuestro lado.

Tenemos que entregarle esa libertad a esa persona que está a nuestro lado, y siempre tenemos que luchar día con día por su bienestar, convencerla con hechos de que su mejor lugar es a nuestro lado, peor nunca obligándola. En algunas ocasiones, cometeremos el error de entregarle todo a esa persona, sobre todo cuando sabemos que no quiere estar nuestro lado; cometemos el error de intentar tener a nuestro lado a una persona que quiere irse, que quiere conocer a la persona indicada; nos lastimamos y nos engañamos tratando de mantenerlo a nuestro lado, pero al final de cuentas esa persona no será feliz y solo pensaremos en nuestra propia felicidad… ¿eso no es egoísta?

La vida seguirá, aunque esa persona que no quiere estar en tu vida, se vaya. Déjala que se aleje de ti si no quiere estar a tu lado, porque no es tu propiedad y tiene el derecho de buscar su propia felicidad, y no te preocupes por ti, porque aunque te duela por un tiempo, si sigues caminando podrás encontrarte con esa persona que estará dispuesta a pasar su vida a tu lado por siempre.