Dedique demasiado tiempo a quien no lo merecía 

0
1879

Acabo de darme cuenta que perdí demasiado tiempo con una persona que no lo merecía. No me daba cuenta en lo que estaba metida, en todo lo que hacía por alguien que no me valoraba. No quiero regresar el tiempo, no quiero regresar en lo que un día fue porque me recuerda lo estúpida que fui, al mantenerme a tu lado intentando demostrarte todo lo que era por ti. Hice demasiado para llamar tu atención e intentar mantenerte a mi lado, a pesar de que en el fondo sentía que estaba en el camino incorrecto, en el lugar menos indicado para mí.

No supe darme cuenta a tiempo, antes de perder el tiempo intentando demostrar mi amor a un hombre que no sentía lo mismo que yo, al quien no le importaban mis lagrimas que todas las noches derramé intentando comprender que era lo que tenía que hacer para que te fijaras en mí y comenzarás amarme con la misma intensidad en que yo lo hacía. Mi vida se fue entre tus manos, entre las sonrisas congeladas y los momentos incomodos. Quise hacer demasiado por alguien que estaba demasiado ocupado para sentir algo por mí.

El tiempo pasó, y todo ese tiempo ya no volverá, se fue, quedó detrás de mí y ahora tengo que enfrentarme a tu fantasma que no me deja seguir en paz. Pero sigo luchando, intentando seguir adelante, aprovechando mi tiempo y sobre todo aprender a valorarme, sin que me importe lo que llegues a sentir por mí, si me recuerdas o no; si me amas o no.

Me siento mucho mejor de ya no estar a tu lado, de haberme zafado de una relación que al final solo me hacía daño y me hacia dejar ir una vida que pude haber aprovechado si no hubiera intentado enamorarte, darte todo lo que soy. Me arrepiento de haber luchado por un momento a tu lado, por haber luchado por alguien que nunca estuvo dispuesto a luchar de la misma manera por mí. El tiempo se fue y no volverá, lo mejor, es comenzar un camino nuevo, una vida que me llevará por el mejor sendero. Estoy lista para tomar mi propio camino, dejarte atrás y no arrepentirme de seguir adelante sin ti. Me siento liberada por ya no cargar con alguien que me hizo sentir una pesadilla, donde pensé que solo habría amor.

Cada recuerdo se convierte en un trago amargo, en una tortura que me recuerda que las cosas nunca fueron como yo lo quise, que nunca hubo amor de tu parte y que lo único que hacía era perder mi tiempo. Ahora lo sé y estoy feliz de haberme retirado a tiempo, dejando por fin un camino libre, tomarlo y comenzar una aventura que me llevará de la mano recordándome que fue mi mejor decisión. Ahora, lo único que quiero es seguir sintiendo esta libertad, y seguir luchando día con día por sanar las heridas que dejaste en mí. Lo mejor es estar sin ti y por fin lo conseguí.