Me vuelvo dueña de mis propios caminos.

0
2421

Callada y rápida, mi huida se acerca, me voy de ahí para siempre y no necesito tener que mirarte a los ojos, porque la intimidación ya no surte efecto en mí, hoy puedo marcharme haciendo escándalo pero prefiero respetar tu dignidad y si quieres decir al mundo entero que tú eres quien me ha dejado; puedes hacerlo porque sea como sea al final ya no estaré contigo. El cazador siempre tendrá hambre, eso es algo que he podido aprender a tu lado y si no soy yo será alguien, no me importa mientras no sea yo, tampoco tus ofensas o esas estúpidas amenazas en las que me dices que sin ti no soy nada.

Quisiera creerte, quisiera no tenerte tanta lastima pero es que tenias que haber previsto que ya no podía sentir mas miedo, que el cuerpo de a poco se vuelve inmune a lo infeccioso, como una vacuna me acostumbre a lo que hacías y a lo que eras hasta el punto en donde ya no podías hacerme ningún daño. Puedes culparme de todo, te aseguro que yo lo entenderé, puedes decir que yo te engañe y que no cumplió con nada de lo acordado, puedes llorar y decir que te duele que te haya dejado. Me encantaría ver quien se apiada de ti, me encartaría ver quien es la próxima en caer a tu telaraña. 

Ven a decir lo que quieras, ven y quédate a cenar esta noche, no importan los reclamos, no importan las ofensas porque sea como sea, digas lo que digas ya estoy fuera de tu alcance, ya no puedes quedarte a hacerme daño, ya no eres nadie. Quizás si falle en una que otra cosa pero cuando te enamores de alguien más y no puedas con ellas, verás que yo no lo hice tan mal, puedes quejarte y exigir, puedes hacer tanto pero al final ninguna de ellas hará lo que yo. 

Ya no hay oscuridad, ya no hay temor,. ya no hay ataduras que me dejen a la fuerza a tu lado, me voy y si quiero me vengo, no tienes que decirlo ni ordenar, me vuelvo dueña de mis propios caminos aceptando que sí, no lo hice tan mal; tan mal para mí porque tú y tus dolores salen sobrando… sigo de pie, sigo con vida y con ilusión no fue tan malo como quisieras aunque sea más de lo que hubiera deseado.