Tengo que dejarte ir

0
4300

El corazón se partió en dos aquella mañana en la que desperté y ya no estabas a mi lado. No pude contener el llanto, porque no sabía qué era lo que hacías, qué fue lo que hizo que esta relación se desechará como si nunca hubiera habido un amor entre tú y yo. Me duele aún pensar en aquellos días cuando estabas a mi lado y me prometías amor verdadero. Y, ya no sé que es lo que tengo que pensar de todas las coas que has mencionado, de todo ese amor que me has prometido tener durante todo el tiempo que estuvimos juntos.

Me enamoré, yo si lo hice y es por eso que ahora es tan difícil poder sacarte de este corazón que te anhela con todas sus fuerzas y con todo lo que tiene. Solo soy capaz de sentir el gran vacío que dejaste en mí y todo el daño que me has hecho al decidir irte de mi vida y dejarme a pesar de todas esas hermosas palabras que un día me dijiste, prometiendo un eternidad a tu lado. Prometiendo que estarías aquí, demostrando siempre ese amor que cada día me recordabas tener. Ahora, en un minuto las cosas cambiaron; aquellas palabras ya no tienen valor, desaparecieron junto a ti.

El dolor me hace pensar que el tiempo no ha pasado, que fueron tan solo unos minutos en los que me enamoré y te tuve a mi lado. No sé que es lo que tengo que pesar, lo que tengo que sentir y que es lo que tengo que hacer para poder sacarme todas esas sensaciones que me agobian y me hacen pensar en una mentira, y en la herida que ésta ha dejado en lo más profundo de mi alma. Nunca lo pensé; nunca pensé que las cosas terminarían de esta manera, que algún día yo me quedaría sin ti y que al final de todo nuestros caminos terminarían siendo el de cada uno, y que no volveríamos a compartir un solo camino que nos llevaría a esa felicidad que por lo menos yo anhelaba con todas mis fuerzas.  

Me hiciste pensar en muchas cosas que ahora no tendré. Me dejaste ilusionarme y llenarme de un amor falso, provocando que cada día te anhelará más y más. No pues entender por qué las cosas terminaron de esta manera, porque la vida decidir jugar conmigo y quitarme una de las cosas que más me importaban en la vida. Tengo miedo de este momento, de este sentimiento que me aplasta. No quiero dejarte clavado en mis recuerdos y que sea imposible olvidarte. Tengo mucho miedo de no poder dejarte ir, porque sé que es necesario hacerlo, porque sé que es justo para ambos y porque sé que ya no puedo hacer nada para evitarlo.

Lo he aceptado y creo que es el momento perfecto para decirte un adiós que nunca pensé decir, para alejarme de ti intentando olvidar cada parte de ti, pensar en que todo fue una simple ilusión, un sueño del cual tuve que despertar y dejar atrás.