No me acostumbro a perder y la verdad es que no lo haré.

0
1093

El que no arriesga no gana, el que no juega no aprende las reglas ni la dinámica. Sé que esta vez lo más probable es que me vaya con las manos vacías, lo más seguro es que no me quede nada para apostar al día siguiente pero lo arriesgo y lo juego todo, porque después de todo vale la pena el riego, ¿Cómo podré saber si eras para mí o no? Ya sé lo que tengo que hacer, me desvivo por lo que quiero y si no obtengo lo pensado pues no importa, mañana ya podré ver que hacer. Lo juego toso y tal vez lo gane, lo apuesto y probablemente pueda llevarme algo para apostarlo mañana.

No puedo decir que soy una jugadora, pero sí me gusta hacerlo por placer, porque no hay mejor maravilla que aprender, aprendo de ti, aprendo de las personas , aprendo de mí, aprendo las reglas y la rutina del juego, juego por gusto porque me divierto en obtener lo que quiero, a veces me quedo sin anda, a veces el cuerpo me tiembla, a veces la piel se consume pero ya habrá potro día para respirar profundo y continuar. 

No hay destrucción en lo que hago, ni en la forma en la que vivo, porque soy tal y como ´tú, con la diferencia de arriesgar si lo creo necesario, con la diferencia de no tener miedo a perderlo, pues ya lo he hecho muchas veces y si algo he podido aprender es que con el tiempo lo recuperas, con el tiempo te haces de lo mismo que ya tenias y puedes volver a jugarlo. Aún no gano, pero no me cansó, porque tengo en la mente la idea fija de la vida que quiero, la persona que espero ser y que espero que me acompañe, lo arriesgo por eso, lo juego por eso y no me detengo. 

Mañana con seguridad ya no este aquí y me haya ido a recuperarme, me haya ido a buscarme para encontrar que más puedo dar, pero verás que al paso del tiempo estará la mejor persona a mi lado, con el paso de os días estaré justo donde quiero sin la incertidumbre de la duda, sin el cuestionamiento que permita saber si eres el correcto o no.