Ofreceré cuanto pueda pero sin quedarme con las manos vacías.

0
599

Estoy cansada de darlo todo y quedarme con la manos vacías mientras yo fui la perfecta mujer altruista que se deja en la nada por alguien que no lo aprecia o valora, hoy las cosas cambian y para mí aunque tú lo merezcas todo, no habrá lo que quieras si tú no cooperas, si tú no das ni te deshaces también yo jugaré tu mismo juego. Esperaré para hasta que cada paso se concrete, hasta que la planta del pie no este pisando el suelo por completo yo no me muevo de aquí. Pero esas amenazas o explicaciones contigo ya no aplica, lo sabes y aún sin saberlo lo hacías.

Te mereces cuanto pueda ofrecer siempre y cuando te quedes aquí. Te dejo mis no, por si necesitas negartele a alguien, porque no es necesario ir por ahí dando gusto a los demás, para cuando tengas que evitar mentir, para cuando las cosas no resulten como quieras y necesites parar. También te dejo mis sí, por si necesitas salir a volar, por si hoy quieres dormir y soñar, por si las cosas salen como quieres y quieres celebrar, por si la vida te pone retos difíciles y no tienes con quien contar. 

Te doy lo que pueda porque es importante ofrecer, porque me gusta compartir y porque a decir verdad te mereces eso y más. Has sido amigo, has sido mi persona favorita y perfecta, has sido todo lo que he necesitado y aunque no lo haya hecho me lo has dado. Mi trabajo es remunerar las cosas tan lindas que me has ofrecido, las cosas tan perfectas que me has dicho y hasta tu simple presencia. Aquí esta mi corazón para que lo trates con amor, no te lo regalo porque sin él no podría vivir, pero por el momento te lo encargo, si mañana decides irte o yo me voy te aseguro que no volveré a cometer el error de dejarlo con quien me hirió. 

Aquí estoy para lo que necesites, aquí me quedo para cuando ocupes ayuda, me quedo para lo que se presente y aún si las cosas no salieran bien me quedo para intentar junto contigo remediar lo que este dentro de lo posible y factible.