Si no estás dispuesto a todo, no te acerques demasiado a mí.

0
783

Imagino que lo más común hoy en día es ir por el mundo esperando lo peor de todo, tratando de protegerte de una decepción, tratando de mantenerte lo más apegado posible a la razón y no al corazón, pero yo no puedo ser así, si es cierto que cada vez me cuesta más trabajo confiar en alguien más, si es cierto que cada decepción agranda la herida en mi pecho, si es cierto que muchas veces quisiera rendirme y simplemente pensar que terminaré mi vida sola, pero en el fondo no puedo, y cuando alguien se termina ganando mi confianza no puedo evitar darme por completo, así soy y no quiero cambiar esa parte de mí.

Hay muchas personas que al entablar una relación no se comprometen, tienen miedo de ser vulnerables, tienen miedo de experimentar el fracaso una vez más, pero con esa actitud precisamente son ellos los que hacen que su miedo se convierta en realidad, y terminan reforzándose más esa idea de que tenían la razón, dicen “ya vez sabía que esto no iba a funcionar”, pero no se dan cuenta de que en gran medida su comportamiento fue el motivo por el cual las cosas no funcionaron, y es que a la hora de enamorarse o lo estas o no lo estas, no se puede estar medianamente enamorado, no se puede amar y al mismo tiempo protegerte de una puñalada en el corazón.

El amor es algo que no conoce medias tintas, o entras o te quedas afuera, y es por eso que no me da miedo enamorarme, sé que el que ama en algún momento sufrirá, pero me da miedo enamorarme de alguien que no esté dispuesto a arriesgarse, de alguien que esté a la expectativa, de alguien que simplemente no quiera comprometerse, de alguien que solo esté esperando el momento en que todo se ira al carajo, porque precisamente por él todo al carajo se irá, y yo no podré hacer nada para evitarlo, porque el amor por más fuerte que sea no puede alcanzar a quien se ha cerrado a entregarse.

Sé que sufrir de vez en cuando por amor es normal, sé que es un precio demasiado pequeño comparado con todas las sonrisas y satisfacciones que te dará, sé que a pesar de involucrarse las cosas a veces terminan no resultando, todo eso lo sé y lo acepto, pero lo que no puedo aceptar es alguien que no tenga los pantalones para arriesgarse con todo, no quiero soportar a alguien tibio que esté esperando a ver como fracasaremos, así que si no estás dispuesto a todo, no te acerques demasiado a mí.

Autor: Sunky