No dejes que se muera el sol sin que se hayan muerto tus rencores.

0
405

Últimamente he notado que nos estamos distanciando de poco en poco, la calidez de nuestro saludo al vernos, la emoción de saber que pronto llegaras a casa, las ganas de realizar planes juntos, de programar las vacaciones o simplemente de conversar se van apagando cada día más, nuestra relación no es mala ni mucho menos, y tampoco quiero adjudicar el problema a la monotonía de nuestras vidas, ya que debemos aprender a sobre llevar nuestra relación a pesar de la cotidianeidad de la vida normal.

Creo que nuestro problema yace en otro lugar, muchas veces nos hemos molestado y nos vamos a la cama juntos pero molestos, creo que no hay una situación más inquietante que tener a unos cuantos centímetros a esa persona que te está haciendo pasar un mal momento, pero entonces ¿Cuál es la solución? ¿Dormir en camas separadas?, no, no lo creo, eso solo aumentaría más la distancia que poco a poco se agranda entre nosotros.

La mayoría de las peleas son cosas sin mucha importancia, la mayoría de las veces son desacuerdos pequeños, pero que sin embargo nos terminan molestando, quizás no los resolvemos porque creemos que no son cosas importantes y puede que sea verdad, pero poco a poco la suma de esas pequeñas situaciones se van convirtiendo en grandes molestias.

Dicen que “las pequeñas cosas son las que hacen que las grandes sucedan” y creo que es verdad, así como fueron aquellos pequeños detalles los que hicieron que nos enamoráramos uno del otro, es también posible que sean pequeños detalles los culpables de que en algún momento nos llegáramos a separar, por eso hoy quiero hablarlo contigo, pues sé que los hombres no prestan mucha atención a estas “cosas pequeñas”, pero incluso tu comienzas a actuar un tanto indiferente hacia mí, así que no soy la única que se siente extraña en estos momentos.

Creo que la solución está en hablar antes de acostarnos sobre aquello que nos molesta, tratar de llegar a acuerdos, hacer las paces, recordarnos lo mucho que nos amamos, no quiero sentir esa horrible sensación de estar durmiendo con el enemigo, tu eres la persona a quien amo y quiero que seamos capaces de comunicarnos cualquier cosa que nos haga sentirnos incomodos con el otro, estoy segura que la mayoría serán mal entendidos, pero el simple hecho de aclararlos nos dejará dormir tranquilos, espero que tu también pienses lo mismo.

Autor: Sunky