¿Cómo es ella?

0
527

Ella no es la más hermosa físicamente, ella es hermosa por cómo piensa, no tiene la mejor sonrisa pero nunca la finge, sus ojos no tienen un color único ni son los más bonitos pero su forma de ver el mundo cambia la mía, su voz no es la más dulce aunque siempre me relaja escucharla, sus labios no son los más sexys sin embargo cuanta sabiduría sale de ellos y si , no tiene el mejor cuerpo y eso que importa al fin y al cabo posee un pensamiento muy esbelto, es pequeña y nunca ha dejado de subir hasta lo más alto, cabello largo y negro siempre despeinado y un rostro que te refleja lo bueno de su compañía.

Ella la loca que conocí hace ya un tiempo y me sigue cantando al oído esa canción que tanto odio, ella a la que yo llamo “enana” la que jamás me devolvió mi saco ni mi billetera, pero sobre todo la que llego y con una mirada me hizo desear ser eterno.

¿Porque ella?

Porque encontré un laberinto en ella, el cual es tan difícil de entender y en el cual no me importa perderme, porque nunca ha sido mía y aun así nunca me ha hecho falta, porque me clavó una duda desde que la vi y quiero descifrarla, porque no me imagino una vida sin ella.

¿Que la hace distingue de las otras chicas?

No mucho, pero si lo esencial, ya que me enseño valiosas cosas como que prefiere tener un buen libro a vestir a la moda, prefiere beberse un café que una cerveza, ver las estrellas desde su balcón que ir de fiesta; aquella con muchos defectos y problemas que siempre le ve lo positivo a ello.

¿Y qué sabes tú de ella que no sepa nadie?

Mira lo anterior es fácil de ver en ella pero solo yo sé que cuando se cruza de brazos es porque le has dicho algo que no le pareció bien, que cuando juega con su cabello es porque esta aburrida, que cuando dirige su mirada a sus pies sabe que le están mintiendo, que cuando mira hacia el techo de algún lugar quiere salir del mismo, que cuando siente que se le cae el mundo sale a caminar sin importarle la hora y el clima, que cuando está enojada se encierra en su cuarto convirtiéndose en una inmadura niña que así dice huir del problema y comienza a darle vueltas al asunto hasta que lo olvida, que cuando hablamos eleva ligeramente su ceja izquierda, se muchas cosas, cosas que se vuelven secundarias cuando la vida te enseña que para amarla no solo es necesario conocerla también es necesario entenderla, entenderla en el sentido de que si no es para mí dejar todo ahí y comenzar desde cero.

¿Si te dieran algo, lo que tú quieras elegirías pasar toda tu vida junto a ella?

No, sería muy fácil y a la larga todo perdería su esencia, prefiero dejar que la vida pase y vivirla tal cual sabiendo aceptar lo que la misma me tenga preparada, con o sin ella, la felicidad se encuentra en esos pequeños momentos que te vuelven una gran persona, con o sin ella, la luna va a seguir ahí, no tienes por qué cambiar tu felicidad por una persona, y no te digo que voy a esperar, no, te digo que si nuestros caminos toman rutas diferentes, me concentrare en mi camino recordando de vez en cuando que ella fue el inicio del camino y pidiéndole a Dios que sea el final.

“Ahora que ya sabes cómo es ella entenderás lo difícil que es ser yo”

Por: juanpamat23