No sabías con quien te metías.

0
446

Palabras que hoy no valen nada, poco menos de un año y ya me has dejado sin nada, como parásito te has encarnado en mí absorbiendo cuanto has podido, admiro esa capacidad tuya para llegar, plantarte y retirarte cuando hayas acabado. No te falta mucho y antes que te vayas me gustaría que dejarás algo, un poco para mí, déjame un poco de coraje para poder pararme y buscarte, para desquitar toda la frustración que he formado, toda la ira que has creado en mi tierno corazón. ¿Pero cómo culparte si fui yo quien te abrió las puertas?

No me gusta la hipocresía y me niego a ser la victima que nadie pidió, ni yo misma elegí ser la atonta mujercilla que es desechada a gusto, no me voy a rendir y llorar por las calles lagrimeando que me han dejado, que el amor de mi vida resulto ser un monstruo que no sólo aprecia de noche sino que todo el día me perseguida. Ya ves que es difícil, la edad lleva a la locura, las ganas de crecer apresuradamente me ha cobrado caro cada traspié, aun tengo mucho que aprender pero tú aún tienes mucho que ver.  

Si piensa que hasta aquí queda todo estas muy equivocado, si piensas que con dejarme moqueando ya te has salido con la tuya entonces creo que me has quitado demasiada ingenuidad, creo que se te ha pegado más de lo que hayas querido. Esto apenas comienza, el dolor apenas llega, el verdadero martirio no es que yo he sufrido, es el que te perseguirá de por vida, porque no soy como las demás. te equivocaste y no escogiste a la pequeña niña que no sabe lo que hace. Hubo muchas confusiones pero a la mala he podido aprender a ser malvada.

Te aseguro que ya no dormirás tranquilo, que verás mi rostro en todas partes, soñaras con mi voz, escucharás mis palabras en todas las bocas y es que no soy como todas, aunque busques sangre fresca y carne firme verás que no hallaras a nadie que se me parezca, me buscaras y me buscarás porque cuando tú te quieras ir ya habré sido una obsesión tuya, me volveré un huésped indeseado y no podrás hacer nada para deshacerlo. Eso debiste de haber pensado antes de comerte así mi esencia y quererla hacer tuya.