Hay días que no se pueden cambiar.

0
317

Hay veces que se esperan y se esperan pero nunca llegan. Parece que nunca llegaran, parece que nunca sucederán pero entre más se busque una respuesta más pronto puede que se obtenga. Párate ya de esa silla, párate ya de donde te encuentras y has lo que tengas que hacer, conoces la respuesta, conoces el camino sólo que en ocasiones hace falta hacer algo para darse cuenta. Este día en especial por más que hago, por más que me esfuerzo no puedo sacarte de mi cabeza, sé que hacer para lograrlo, sé que lo único que debo de hacer es odiarte y hacerte responsable de todo lo que repartiste.

Tenías mucho para dar y aparentemente no bastaba con una sola mujer, buscaste más de una e hiciste lo que tenías que hacer. Mírame aquí intentado dar consejos, intentando hacer de todo para ayudar a los demás a superar a personas como tú y mírame aquí haciendo exactamente lo que digo que esta mal. Me parto en dos, me deshago, me destrozo, me tacho, me juzgo y lo vuelvo a hacer ¿Todo para qué? Nada valió la pena y ahora me convierto en una de esas mujeres despechadas, una de esas personas que responsabilizan al mundo entero menos a mí misma.  

Nadie más tiene la culpa, hice exactamente lo que tenía que hacer, me equivoque de muchas maneras y no debería de arrepentirme; aproveche cada atención que me diste, aproveche cada palabra linda que me dijiste, me grabe cada linda mirada que me diste y no hay nada de lo que deba reclamar porque si en verdad debías ofrecerlo a medio mundo más es algo que ya no me toca reclamar. Te has perdido de mí, soy una persona que agradece y aprovecha pero sé que no soy la única, todo lo demás ya es problema tuyo. 

Hay veces que el sol se esconde tras nubes grises, hay veces en las que la luz no entra a mi cerebro pero sin importar lo que se haga, puedo saber que en cualquier momento la razón hace gala de su aparición y me hace darme cuenta de todo lo que desaprovecho, ya me ofreciste lo que me tenias que ofrecer ahora debo aprovechar lo que la vida me esta dando directamente en las manos.