Al final todos somos humo…

0
377

Deja las diferencias para las clasificaciones culturales pero para el convivio y la vida real; quédate sólo con la unidad, todos somos iguales; personas que buscan sobrevivir, personas que buscan luchar y seguir. Al final de todo todos queremos lo mismo, vivir y andar como podamos. No sirven las diferencias para separar, no uses las excusas para dañar, no aceptes el odio que invade esta humanidad, quizás este en nuestra naturaleza esa discriminación que lastima pero suéltalo y déjalo volar, crea hoy un tiempo que quede marcado en la historia, que cree nuestro nuevo futuro y podamos decir que por fin ahora es tiempo de paz.

A lo mejor nunca ha existido una época de paz o de equilibrio con nuestro entorno y con nuestros hermanos pero si lo intentamos de verdad, puede que hoy sea ese parteaguas que siempre hemos deseado pero por el cual nunca hemos luchado. Deja las razas, el color, las culturas, las costumbre sólo para alimentar nuestra unidad, no para odiar, que de nada sirve la separación; aprendamos de nuestro alrededor, la unificación crea estructuras más fuertes y no lo digas de los dientes para afuera. Vívelo en cada acción que hagas por más pequeña que esta sea. 

Lo se puede si no se cree, elimina este si o no, tira a la basura las tendencias que sólo buscan diferenciarnos entre el fuerte y el débil, entre el pobre y el rico, entre el blanco y el negro, entre si se puede y no se puede. Todo es posible si lo crees necesario, la inteligencia humana sorprende y a la vez decepciona, decepciona tanto. No bajes la cabeza por más lento que tengas que ir, no te rindas aunque tengas que correr, no aceptes la imposiciones de destinos es cuestión de fuerza, de voluntad y de tiempo.

La diferencias y cualidades sólo deben servir para fortalecer lo que ya existe, que no divida y que no dañe. Suena tonto hoy hablar de la discriminación, del machismo, del exceso de poder sobre el que se deje. Pero es la realidad, es el pan de cada día y no lo vemos, llenos de basura popular, llenos de ideas qu nos hacen creer que podemos ser parte de un grupo diferente que no se deje, que cree un cambio… Al final caemos en lo mismo; separación. 

El tiempo sí corre, el tiempo se va más rápido de lo que crees y no se detiene, camina hoy y mañana corre, que no nos alcance el futuro de este presente, pues un día ya no habrá nada de lo que hoy, aprovecha la respiración de cada segundo y haz tu propio cambio.