Ahí están tus padres. Aprovecha que aún están a tu lado 

0
446

¿Te has preguntado quien se ocupará de ti cuando la vejez llegue a tu vida? ¿sabes quien estará al pendiente de ti cuando tus fuerzas no puedan sostenerte? Eso es lo que se preguntan hoy tus padres, eso es lo que temen cuando ven que tú no estás con ellos, cuando no les prestas la atención alas personas que te trajeron al mundo. La verdad es que existen miles y miles de casos en los que los hijos al momento de crecer, de formar su propia familia abandonan a su primera familia, a esas personas que lucharon por ellos durante su niñez, que le dieron la vida los mantuvieron por tanto tiempo.

¿Cuál es la solución? Existen miles de lugares donde puedo llevar a esas personas que me cuidaron por tanto tiempo y que puedan ser atendidos de manera adecuada. Tengo el dinero y no tengo el tiempo, así que opto por llevar a mis padres a un lugar en el que puedan encontrar el amor que eso no puedo darle. ¿Acaso lo merecen si aún tienen a sus hijos que pueden darles el amor que buscan y todo lo necesario para seguir adelante? Me dan vergüenza todas esas personas que piensan que a sus padres les caerá la atención de los cielos, que la economía, el alimento necesario y la atención médica les caerá como un acto de magia y se dedican a sus propias actividades sin la preocupación de que ellos necesitan el amor de esos hijos a quienes les dieron atención por tanto tiempo y que por ellos, han tenido estudios y que gracias a ellos pueden tener las profesiones que ahora pueden darles de comer a ellos y su familia.

Pero algún día todas esas personas que ahora se olvidan de sus padres, al momento de perderla buscan la mejor manera de recompensar el dolor, y todos ese arrepentimiento de no poder estar a su lado nunca más, no poder demostrar que en verdad sentían amor, pero no había tiempo. Quizá, todas esas personas que no pueden ver por sus padres no se han puesto a pensar que con el ejemplo que se le está dando a sus hijos, algún día ellos estarán en la misma situación que sus padres, solos, y con el sentimiento de soledad en una de las etapas más difíciles del ser humano. No hay que hacerlos cambiar de parecer, pues la vida lo hará, con el tiempo quizá intentará demostrarle las malas decisiones que está tomando y tendrá tiempo, si se da cuenta, de remediar al trato que ahora les entrega. Pero si no se da cuenta de las advertencias, será él quien en su vejez se de cuenta, en carne propia todo lo que hizo pasar a esa persona que solo quería estar a su lado en la última etapa de su vida.

Aprovecha ahora que tienes a tus padres, no importa lo que hayan sido los atrás, es tu deber darle el ejemplo a tus hijos del amor que tiene que tener un hijo a un padre, sin juzgarlos.