A cada decepción se le llega su olvido.

0
629

No cabe duda, hoy me dueles de una manera tan impresionante que cuesta creerlo, cuesta aceptar que alguien como tu terminara significando tanto en mi vida, cuesta aceptar que te amaba tanto que ahora mismo no puedo visualizar la vida sin ti, cuesta darme cuenta que estoy aquí lamiendo mis heridas y a pesar de todo el daño que me hiciste directa e indirectamente no he podido arrancarte de mi corazón, y es que me resulta tan patético que a pesar de toda la decepción que siento ahora por ti, no soy capaz de odiarte por completo, de arrojarte como basura al pasado, y es que aunque eso es lo que te mereces creo que te amaba demasiado.

Si esta fuera la primera vez que sufriera por amor pensaría que no tiene caso seguir existiendo, que nunca llegaré a amar a nadie de la manera tan intensa y tan pura como fui capaz de amarte, me imaginaría que terminaría mis días sola y amargada solo recordando que alguna vez pudimos ser felices juntos pero todo te lo llevaste entre las patas, pero para mi suerte o por mi mala suerte, tengo algunas experiencias anteriores, quizás no dolían tanto como ahora tú me dueles, pero igualmente en su momento fueron lo mejor que había conocido, y aunque en cada ocasión creía que no sería capaz de levantarme nuevamente, termine encontrando la manera de olvidar y de continuar.

Es por eso que mientras los días sigan pasando, mientras que el reloj no se detenga, estoy segura que podré superarte por completo, y que llegará alguien que hará que apenas si pueda recordarte, llegara y me envolverá con su luz y te opacará por completo de mi mente, o quizás no sea eso necesario, quizás el tiempo te carcoma poco a poco de mi corazón, y tus recuerdos se terminen perdiendo en el subconsciente, quizás para cuando alguien nuevo llegue a mi vida tú ya te habrás convertido en una sombra, en una mancha de mi pasado, un recuerdo que ya no me visite, en un objeto empolvado que ya no sea capaz de distinguir.

Hoy dueles, pero el tiempo se encargará de poner todo de nuevo en su lugar, así que no estoy preocupada por lo que ahora siento, estoy más bien ansiosa de que llegue rápido el momento en que ya no sea capaz de recordar tu voz, en el que nuestra historia se vuelva una imagen borrosa, en el que tu cara se convierta en la de un completo extraño.

Las personas almacenamos a propósito los mejores recuerdos, pero tú no perteneces a esa clase de memorias, tu eres una gran decepción, y a toda decepción siempre le llega su olvido.

Autor: Sunky