Tengo que pedírtelo aunque me duela, no soy para ti y ni tú para mí.

0
209

No eramos malos estando juntos pero ambos estuvimos de acurdo que no sentíamos sofocados, tal vez el amor romántico no era la nuestro y créeme que no sé porque me encuentro sintiéndome así, tengo tanto que ofrecer, tantas cosas que dar y compartir pero veo que un amor en pareja; un amor como el que teníamos no era lo mío, no era lo tuyo y no funciono aunque lo intentamos. Sí que nos esforzamos, lo jugamos todo y al final nos quedamos con tan poco, me dolió lo necesario, dolió en tiempo justo… No me puedo quejar.

Nos pedimos tiempo, nos pedimos un momento para recapacitar de lo que estábamos haciendo y nos gusto ese tiempo a solas, no es que hayamos caído en la locura de la soltería, es que no estamos hechos para estar con alguien más. Me siento tan mal, no sé si así debería ser, me siento que fallé porque a pesar de todo lo que he dicho también sé que me amas tanto como para adaptarte a todas mis locuras y hasta ahora valoro mucho que te hayas ido sabiendo que no esta conforme con lo que habíamos tenido. 

No soy de las personas que necesiten compartir, que necesiten un amor para vivir, soy más libre, me crié como pude y ahora que me toca servir como adulto no puedo hacerlo comúnmente; nunca tuve el ejemplo. Me dejo influenciar por las cosas que la sociedad moderna exige y no me cuenta ni un poco. me duele verte sufrir, me cuenta verte sonreírme falsamente, sé que estas criado a la antigua; que necesitas una persona en que apoyar el corazón cuando no puedes más. 

Te ofrezco mi amistad y aceptas pero sé que no es lo que quieres, sé que no es lo que espera y peor aún sé que no es lo que mereces, pero ¡Mírame! no soy la persona para ti, necesitas una chica que no sólo pueda ver las cosas que haces sino que más allá de todo eso las aprecie como un tesoro dentro de su corazón. No cambien por mi, no te adaptaras a mí… sigue tu camino aunque me duela pedírtelo.