No importa el dolor es mejor evitar el sufrimiento.

0
125

Fui yo quien insinuó un termino, fui yo la que te pidió un tiempo, pero sólo eran suposiciones, ideas que un día sin más entraron en mi cabeza, se apoderaron como resultado de la soledad a la que pensé ya me había acostumbrado; ahora veo que no es así, que me duele cuando no estás, que me siento tan mal por no poder compartir mi día entero a tu lado. Quizás tú no sientes lo mismo, bueno en realidad sé que tú no sientes lo mismo pues pude ver la decepción en tus ojos, la confusión al no saber qué es lo que está pasando.

No me culpo del todo pues debes de tener en cuenta que así pasa cuando no conoces a la persona que está a tu lado, estamos juntos o por lo menos eso decimos, pero no platicamos, no nos vemos, no nos preguntamos cosas que importen; solamente la superficialidad de la vida cotidiana e insensible. No hay vuelta atrás pues lo que dije ya te llegó al fondo del corazón, lo que dije ya es cosa que no se puede cambiar. No se puede cambiar el pasado y el tiempo está hoy en contra mía. 

Después de todo sabemos bien que fui ya lo que te dijo que no… que no podía seguir con una rutina un poco falsa, me doy cuenta que era cuestión de esfuerzo y de renovación. Pude haberme puesto las pilas y cambiar nuestro modo, si en verdad decía amarte hubiera sencillo tan sólo esforzarme un poco más, en lugar de derrumbarme en el desamor de esta traicionera soledad. Intento hacerte entender que no sólo es mi responsabilidad porque si en verdad estas interesado en mí también te hubiera sido sencillo solamente cuestionarme y decirme que no lo querías así. 

No hay palabras de tu parte, a pesar de todo lo que digo veo que no tienes la intención de pelear por mí, yo tampoco la tuve por ti, aparentemente si esta perdido. Quizás no fue sorpresa lo que te dije aunque no te haya parecido o no lo hayas querido aceptar dudo mucho que te haya sorprendido… Lo sabías ya. Que pena en perdernos ahora aunque pensándolo bien tal vez sea mejor así ahora antes de odiarnos.