No es mi opinión la única o la mejor.

0
133

Yo sé que a veces es importante decir las cosas que sentimos pero ya basta de ese sentimiento que nos posiciona por encima de los demás, que de alguna manera nos hace sentir con toda la razón del mundo atascada en la boca, que nos hace creer que tenemos la mejor opinión y la única valida. ¿Donde queda el valor del respeto para los demás? Ya basta de ese sentimiento de superioridad, de discriminación y de burla todo para alimentar nuestra egolatría y sentir que no hay nadie más merecedor de la atención pública.

Entiendo también que en ocasiones son necesarias las opiniones que medien y que impongan un control pero por una vez en la vida aprende a callarte la boca, a dejar pasar lo que no importa, a escuchar y mirar a otro lado; a ese lado que en realidad necesita atención a ese lado del que te distraes por querer abarcar la popularidad, por querer ser como los demás y a pesar de todo es sentirte tan original. No es la inteligencia científica la que te vuelva sabio, es la inteligencia emocional la que te deja aprender y a gozar el hecho de ser humano. 

Míralos hablar, míralos salirse de control, míralos pelear, míralos ser como perros, observa su trasformación a lo animal y ponte en tu lugar, míralos de lejos y aprende a mediar, a controlar las ganas de molestar, de ser como todo esos que no ofrecen nada más que meditaciones banales y vacías… vacías que desvían tu atención de lo que verdaderamente importa. 

No puedo decir que es lo que esta bien y lo que esta mal pues al final de todo es algo que yo no puedo saber, mi opinión no abarca lo absoluto, no es más que mi visión recortada, causada por el sentimentalismo que me causa el declive de esta humanidad que en realidad nunca salio adelante, que en realidad nunca ha estado mejor que ahora.