En lugar de limpiar tus lágrimas, limpia de tu vida a las personas que las crearon.

0
249

¿Cuánto tiempo más vas a seguir soportando esta situación?, ¿Cuántas veces más vas a tratar de convencerte que esta será la última vez que llores por su causa?, me repetía estas preguntas una y otra vez, en cada ocasión en la que mis lagrimas irremediablemente brotaban por la culpa de aquel a quien en un mal día decidí depositar todo mi amor.

Muchas veces creemos que llorar es parte de amar, y hasta cierto punto es cierto, se sufre por amor, y esa es la diferencia entre querer y amar, porque el que quiere en cuanto toca sufrir se aleja, y el que ama lo soporta para después volver a sonreír al lado de esa persona que es en definitiva la más importante de su vida, pero creo que las personas han mal entendido esta frase de “se sufre por amor”, sufrir por amor sucede cuando hay una distancia, cuando hay un mal entendido, cuando otras personas se oponen a tu relación, cuando la situación económica no es buena y tienes que recortar gastos, cuando el ser amado está enfermo o necesita algo que no le puedes dar.

Se sufre por amor ante la impotencia de no poder actuar rápidamente para sanar el dolor o la angustia de la persona amada, se sufre por amor cuando dos personas se aman pero no pueden estar juntas por situaciones ajenas a ellos, se sufre por amor cuando no se encuentran las palabras correctas para expresar tus sentimientos, cuando no sabes cómo acercarte para decir “perdón, no quise lastimarte”, cuando no se tiene el valor para pedir una segunda oportunidad, porque es de humanos equivocarse, y estar distraídos puede hacernos actuar de una forma que parezca desconsiderada.

Pero no se sufre por amor cuando te engañan, cuando te golpean, cuando te insultan o se ríen de ti, cuando tratan de humillarte, cuando te muestran indiferencia, eso no es sufrir por amor, eso es “sufrir por desamor”, cuando alguien te demuestra que no te ama no debes permanecer ahí, tu sufrimiento nunca será recompensado y nunca terminará, y sobre todo, por mucho que permanezcas a su lado él no va a terminar amándote si no lo hacía desde un principio.

Esto que comparto lo terminé aprendiendo por experiencia propia y sin duda hubiera preferido no tener que hacerlo, por eso lo comparto, siempre hay que recordar que no se trata de limpiar tus lágrimas, es mucho mejor limpiar de tu vida a las personas que te hacen derramarlas, no es malo sufrir por amor, ya que muchas veces termina valiendo la pena, pero por desamor no se debe derramar una sola lagrima.

Autor: Sunky