A veces debes aceptar que algunas personas solo pueden estar en tu corazón y no en tu vida.

0
247

Qué difícil es aceptar que tus sentimientos no han sido capaces de llegarle a esa persona que te hace suspirar, que difícil aniquilar todas esas esperanzas que te hiciste quizás mal fundamentadas pero que llegaron a darle sentido a tu día a día, y es que, aunque para ti yo nunca signifique nada, tú eras el motivo que me hacía sonreír por las mañanas al despertarme.

Cuando era de noche quería que ya fuera el siguiente día solo para poder verte de nuevo, sé que tú nunca me diste esperanzas, que nunca te me insinuaste realmente y que posiblemente fui yo quien mal interpreto esa amabilidad que te caracteriza creyendo que eras así conmigo porque te parecía especial, pero quizás eres así con todos y fui yo quien construyo su castillo en el aire, porque hoy puedo entender que yo era la única que estaba enamorada de los dos.

Traté de demostrarte mis sentimientos muchas veces y en el fondo creía que en algún momento serían correspondidos, pero como una malagradecida no me bastaba con tener tu compañía, quería tener tus besos, quería tenerte entre mis brazos, quería mirar mi reflejo en tus ojos, quería ser la razón por la que sonreías y quería escucharte decirme “te amo”, fui muy egoísta lo sé, porque incluso me sentía con el derecho de ponerme celosa cuando alguna otra mujer se te acercaba demasiado, ¿con que derecho? Si realmente no éramos nada, si todo ese romance solo sucedía en mi mente, si yo era la única que se engañaba con sus propias mentiras.

Creo que me porte como una idiota, y quiero disculparme, créeme que nunca tuve la intensión de acosarte, si en algún momento me porte insistente o si en algún momento llegue a hostigarte, nunca fue con esa intensión, entiende que dentro de mi mente tú me amabas y yo solo quería acelerar un poco las cosas para que te atrevieras a declararme tu amor.

No quiero perderte como amigo, estar cerca de ti me llena de luz, y prometo no volver a engañarme a mí misma con esas historias románticas que nunca existirán entre tú y yo, prefiero tenerte de amigo que no volver a verte jamás, y espero que la persona que llegue a estar a tu lado se dé cuenta de lo afortunada que será al tener a alguien como tú, hoy entiendo que hay personas que solo pueden estar en tu corazón y no en tu vida, y tú siempre serás especial para mí, aunque nunca pueda tenerte.

Autor: Sunky