Luchamos tanto para estar juntos y ¿vamos a terminar así?  

0
172

¿De verdad ya olvidaste que me amabas?, me lo decías a diario, me lo demostrabas a veces, no quiero juzgarte pero no puedo imaginar que ese amor que decías y jurabas tenerme, se haya desvanecido en el aire. No estoy rogando porque te quedes, no te confundas, solo quiero respuestas. Quiero ver por primera vez a ese ser al que creía conocer, por una vez en tu vida y si alguna vez fui tan importante para ti como te encantaba decir, dime la verdad. ¿Qué falló? Luchamos mucho juntos para estar unidos y ¿simplemente te vas?

Me duele ver que tomaste el camino fácil, que al darme la espalda, hayas roto cada uno de los momentos que pasamos y los hayas tirado al bote de basura. Sé que cometimos muchos errores, AMBOS, pero también fuimos los dos los que en repetidas ocasiones decidimos poner las cartas sobre la mesa, colocarle los puntos a las “ies” y arreglar las cosas ¿Qué cambio? ¿Por qué dejaste de luchar?

Te di el espacio que necesitabas para encontrar la pieza que se nos rompió, creí que al encontrar eso que se te perdió, te darías cuenta que la pieza que te faltaba estaba a mi lado, para mi sorpresa no fue así. Esa pieza no apuntaba hacia mí, ¿Qué pasó? ¿En qué momento dejaste de sentir que me querías?

Sé que me equivoqué muchas veces, mi error más grande fue el de creer que solo bastaba sentir amor para prolongar lo nuestro para siempre, ¿por qué no fuiste sincero? ¿Por qué jugar así? ¿No hubiera sido más fácil decirme abiertamente lo que pensabas, lo que sentías o lo que ya no sentías antes de hacer que te entregara el corazón?

Aunque mis palabras en este momento estén llenas de odio, rencor, quiero que sepas que yo no te perdí, fuiste tú el que se perdió la oportunidad de sentir el amor de verdad, corriste de tu vida a alguien que si supo amarte de verdad, echaste de la peor manera a quien no le importaban tus defectos a quien incluso se enamoró de tus demonios.

Para ti fue fácil buscar lo que “no te daba” en brazos de otra, preferiste huir cobardemente en lugar de darme el lugar que ocupé por años en tu vida, solo espero que ella te de la mitad de lo que tenías conmigo.

Sé que serás feliz pues al dejarme como lo hiciste, demostraste que te gusta lo mediocre, lo ruin, lo que no sirve.

idea original: Medeline Castro