Eres el hombre con el que nunca soñé y sin embargo, el amor de mi vida.

0
161

Nuestra vida ha sido común y corriente, nunca tuvimos esas escenas de amor impresionantes que ocurren en las películas, quizás por eso en algún momento de mi vida sentí que algo me faltaba, quizás tenía unas expectativas muy altas o simplemente equivocadas sobre el amor real, quizás estaba más preocupada por lo que faltaba que por aquello que teníamos en derroche, y es que muchas veces terminas por darte cuenta de que en realidad no sabías lo que buscabas.

Quiero aceptar el hecho de que en algún momento pensé en dejarte, no era que fueras mala persona, simplemente que sentía que estábamos siempre tibios, ni calientes ni fríos, éramos una relación que me parecía tan simple que creí que estábamos destinados a fracasar, yo pensaba que al no tener unas demostraciones de amor tan fuertes o apasionadas nuestra relación se apagaría en el primer viento de invierno, como la flama débil de una pequeña vela que lucha por sobrevivir, así me imaginaba que terminaría lo nuestro.

Pero los problemas como siempre no tardan en aparecer, y para mi sorpresa a pesar de ellos, nuestra relación seguía igual, no nos tambaleamos, ni nos desesperamos, tomamos aquellos nuevos retos con los pies bien plantados sobre la tierra y con paciencia y esmero logramos salir adelante, y eso se repitió en cada ocasión en la que las garras del destino nos arañaban, nuestra relación, así de sencilla, así de simple, permanecía mientras veía a muchas parejas que en el pasado de alguna manera envidiaba separarse, no sé si fue la mano de Dios o fuimos nosotros mismos quienes tuvimos el crédito de permanecer juntos, fieles, y sinceros.

Los años siguen pasando y con el paso del tiempo mis expectativas sobre nosotros han ido cambiando, ahora ya no creo que algún problema nos separará, sabemos que debemos cuidarnos como lo hemos hecho hasta ahora, sabemos que somos propensos a enojarnos o podernos separar algún día, pero también sabemos que hemos pasado por momentos muy obscuros y siempre nos mantuvimos tomados de la mano, sabemos que no será fácil que algún nuevo problema termine con nuestra relación, sabemos que es más probable que alguno de nosotros lo haga, y al menos por mi parte yo ya no tengo intención de irme a ninguna otra parte.

Nuestro amor resulto ser más fuerte que otros que incluso deslumbraran a su paso, simplemente por el hecho de que nuestro amor fue real y sincero desde el comienzo, ni tu ni yo pretendimos ser nadie más para enamorar al otro, nunca hicimos nada que no saliera de nuestras mentes y nuestros corazones, y ahora sé que te amo más que a nadie en el mundo, más que nadie de mi historia, porque aunque es verdad que probé labios más apasionados que los tuyos, nunca sentí tanta seguridad en otros brazos, no te cambiaría por nadie en el mundo, incluso por el amor más apasionado, porque la pasión es buena, pero el amor es eterno, y aunque no seamos la pareja más apasionada, somos quizás de los más sinceros, y en nuestro día a día encontramos la manera de demostrarnos lo que sentimos, más que con palabras con acciones, y las acciones nunca engañan.

Autor: Sunky