A veces las mejores intenciones pueden ser las peores.

0
81

Me lo dije una vez, lo escuche mil veces, te lo dije un par de veces pero nunca pude hacer que se cumpliera el plan que quería, nunca pude enterrarlo en mi cerebro para poderlo hacer como se debe, lo eche a perder una y otra vez, ¿Quien pude culparme a mí? Si soy victima de mi propio ejemplo, nunca vi nada diferente y ahora que pretendo tener la vida resuelta me doy cuenta que no puedo, que no es real decir que se puede cambiar el eslabón, las cosas no funcionan así… las cosas deberían poder ser diferentes.

Márchate hoy para no arrastrarte al hoyo que yo sola he creado, si te vas ahora quizás te salves, no importa mi supervivencia; no importa si me siento a morir porque de alguna forma mi sufrimiento sólo depende de mí. Me he encadenado a tu vida, me he sentido mal a pesar de que estés aquí, porque estoy esperando que me hagas feliz, me he hecho dependiente y no puedo culpar a nadie por eso, ha sido sólo culpa mía y ahora quiero hacerte responsable de eso. 

Me he visto yo misma siendo la mujer débil que necesita que la elogien, me he visto ser el ese ser humano que no puede hacer nada sola, me he visto caer desde donde menos debía, he hecho mil cosas mal, he pactado con el dolor eterno al no tomar el mando de mi propio volante, no considero la velocidad y estoy aquí haciéndome la que no sé de quien es la culpa. Hoy me he sentido realmente avergonzada cuando me enoje contigo por no resolverme el día, que tonta, que molesto es darse cuanta que nada es como se espera. 

Aún estoy a tiempo, aún lo único que quiero es una segunda oportunidad, la forma de disuadirme a mí misma para hacerme creer que soy de las que pueden hacer lo que se proponen, de las que pueden cumplir sus propios deseos sin necesidad de un segundo, pero para lograrlo necesito primero pedirte que te marches, que te vayas lejos para quedarme con una mano atrás y otra adelante; para aprender con hechos sin compasión lo que en realidad es la vida, lo que es de verdad sufrir y no tener nadie a quien arrimarse.