No seré la mujer perfecta, pero sí la que más te quiera

0
134

Estoy segura que a lo largo de tu vida conocerás a muchas mujeres, todas diferentes, tanto físicamente como emocionalmente hablando.

Hay chicas muy tiernas, otras que te amaran con la delicadeza de un tempano de hielo, hay unas que son muy directas y asertivas, con ellas no batallaras en lo absoluto para saber lo que quiere y lo que necesita en cada momento, pero hay otras a las que les encanta dar la vuelta al mundo para pedirte un beso.

Lo que también debes saber es que a veces estamos tan acostumbrados al dolor, a vivir un amor que se sufre en lugar de que se goce que cuando la felicidad te choca de frente y te pega en la nariz, el miedo a la miel de lo desconocido no te deja aceptar que estás enamorado, estamos tan acostumbrados a sufrir que cuando nos llega algo bueno no nos damos cuenta, caemos de bruces al suelo y cuando reaccionamos, la nube de la felicidad de nuevo nos estampo contra el fango del dolor.

Eso te pasó ¿sabes? Al estar conmigo no supiste que hacer, no supiste cómo reacciona ante una mujer que con todo y sus mil demonios se enamoró de ti.

Antes que te alejes más de lo que mi vista pueda acariciarte, necesito que sepas….

Yo no seré la chica que por despecho te deje en visto, yo seré la que espere con alegría un mensaje tuyo, la que lo conteste emocionada, la que logre que le regales sonrisas al móvil, pero tampoco seré la que paralice su vida entera esperando que la busques, seré la que tenga la iniciativa de desearte los buenos días en un mensaje de texto y la que no enloquecerá si un día tu olvidas hacerlo.

Necesito que sepas que no seré la que por orgullo deje de hablarte esperando que tú lo hagas, seré la que pondrá el cariño que te tengo, siempre encima de cualquier riña absurda.

Debes saber que no tendrás que estar celoso nunca, no tendrás que vivir con el miedo de que te cambie por otro, pues si bien no me tienes segura, y nadie le pertenece a nadie, no soy la chica que se va con el que cree mejor postor, soy la que te busca una cualidad nueva cada día, soy la que encuentra un defecto a diario y como divina rutina se enamora de él.

Soy la chica que no se enojará si decides salir de mi vida, soy la chica que sonreirá al ver que caminas contento y que eres feliz aunque no esté cerca de ti.

Quizá no seré la mujer más atrevida del mundo pero si la que arriesgará lo que pueda con tal de verte feliz.

No seré la mujer perfecta pero si la que moverá cielo, mar y tierra por ver esa sonrisa que dibuja tu cara y que ilumina mi vida.

Idea original:

Marice Cárdenas