A veces está bien mandar todo a la mierda y volver a empezar

0
181

A veces está bien vivir a nuestra manera sin escuchar los consejos o las experiencias de los demás.

Está bien que nuestra burbuja se reviente y nuestro mundo color rosa se torne oscuro.

Está bien acelerar un poco más incluso cuando uno sabe que se va a estrellar.

Está bien huir, marcharse lejos, empacar un poco de nada e ir en busca de todo.

A veces está bien no ser tan perfecta, cometer errores y no aprender de ellos.

Está bien ser arriesgada, rebelde y aventurera aun cuando sabes que eso tendrá consecuencias fatales.

Está bien llorar, explotar de enojo, darte el lujo de tener buenos y malos momentos, encerrarte en tu burbuja y no querer saber de nadie.
Está bien ser un poco o muy egoísta y pensar solamente en uno mismo y dejar a los demás para luego.

A veces está bien ser despreocupados, vivir la vida desenfadadamente y darnos de topes contra la pared por ello.

Está bien renunciar, fracasar pero con la condición del que el día de mañana te levantarás y lucharás con más fuerzas que en el ayer.

Está bien sentirte cansada, derrotada y vencida, sentir que ya no puedes más y encerrarte por creer que nadie te comprende.

Está bien dejar de ser, dejar de aparentar, sacar tu peor versión, mostrar tus cicatrices y platicar sobre tus fantasmas.

A veces está bien inventarte otra identidad, cambiar de personalidad y usar ante los demás una máscara.

Está bien ser reservada, no mostrar sentimientos o transpirarlos por la piel.

Está bien dejarse llevar, entender que la vida no viene con instrucciones, que la vida no es vida si no se cometen errores.

Está bien cambiar, marcharse a otro lugar, respirar otros aires, conocer gente nueva o simplemente encerrarse en uno mismo.

A veces está bien perderse pero sólo con la finalidad de reencontrarse. Tenemos 365 oportunidades y si no funciona el plan A, tienes muchas más opciones. Solo nunca olvides quien eres, cuáles son tus sueños y a dónde perteneces.

Todos tenemos esos momentos en que queremos ser y no somos, queremos volar y nos estancamos, queremos lograr y no lo intentamos, queremos dejar de ser y volver a serlo todo y eso, eso está bien.

Vinimos a este mundo a ser felices, no perfectos ¡recuérdalo!

Autor: Stepha Salcas  (Diario De Una Bipolar)

Derechos de Autor.