Sola y feliz, porque si se puede y es normal.

0
79

Llevo un tiempo que decidí estar sola, sí leíste bien lo decidí, no es una necesidad para mi, no es que no tuviera de otra y me tuviera que resignar, simplemente decidí darme un tiempo para acomodar mi vida personal, el tener a un compañero puede ser algo muy lindo, pero también exige demasiado tiempo, y hay veces que por estar con la otra persona terminamos descuidando nuestros propios asuntos, así que aprovechando mi último intento fallido de encontrar el amor he decidido tomarme un tiempo para dejar todo en orden antes de dejar entrar alguien más a mi vida.

Soy una mujer muy segura de mi misma, desde chica aprendí a enfrentarme a las adversidades y a buscar la respuesta a mis preguntas, y cómo resolver mis problemas, no digo que todo lo he logrado sola, tengo la suerte de contar con algunos familiares que siempre me han apoyado, y también de algunos amigos que han sido mis fieles compañeros y confidentes en cada uno de los pasos que he dado, quizás eso es algo que también me ayuda no sentir esa “necesidad” que muchas personas expresan al sentirse solas de buscar a alguien que les acompañe lo más pronto posible.

Yo no tengo la necesidad de alguien que me complemente, soy suficiente para hacer lo que sea necesario, y si se me presenta algo con lo que simplemente no puedo, pido consejos, y sigo intentando, para mi la compañía de alguien más es simplemente con el sentido de compartir lo bueno y lo malo de la vida, tener alguien con quien descargar esas ganas de amar que todos sentimos dentro de nosotros, pero no es para apoyarme en mis miedos, no es para cubrir mis carencias, no es para que me proteja de nada, porque para todo eso yo sola puedo.

Me gustan los hombres sinceros, y me gusta que las relaciones tengan un aire de libertad, me gusta sentirme libre para hacer lo que quiera, me gusta pensar en el amor como un trato en el que los dos están hasta que a uno le deja de gustar, me gusta sentir que en cualquier momento puedo perder la compañía de quien está a mi lado, me gusta que ellos sientan lo mismo hacia mi, no porque piense andar de coqueta volando de flor en flor, sino porque sentirte “sin la pertenencia de nada” agranda el deseo de estar con la persona amada, me gusta pensar que hoy podría ser el último día que podríamos estar juntos porque así valoro cada instante que la persona me regala.

Me gusta que él que esté a mi lado sepa que puede perderme, porque regularmente de esa forma te cuidan más, están más atentos de ti, me gustan esas relaciones sin ataduras, me gusta sentirme libre de volar en el momento en que la otra persona cambie, y sobre todo, me gusta saberme autosuficiente como para no depender de nadie, porque así mi felicidad me pertenece a mi y no a nadie más, así nadie puede quitarme mi felicidad cuando se va.

Autor: Sunky