No te necesito para ser feliz

0
128

Hoy al abrir los ojos, sentí más fuerza que nunca. Y ganas, muchas ganas de salir adelante, de luchar, de definir metas y alcanzarlas. Y sé que he sido tonta por olvidarme de mí estos últimos días, sé que mi manera de pensar me impedía ver que hay mucho más después de ti.

Esta vez escribo para despedirme de tu recuerdo, para liberarte de mi amor y liberarme a mí de este engaño. Me hiciste mucho daño, y lo menos que merezco es poder volver a ser feliz.

Me mentía al pensar que quizá en un tiempo buscarías regresar, pero no, no soy una estación de tren a la que puedes volver cuando te has cansado de viajar. Esta vez me voy también a buscar mi destino, a construirlo, a reconstruirme.

Y es que al fin lo entendí: No te necesito para ser feliz.

No necesito tus reproches ni tus disgustos injustificados. No necesito tu cariño a medias ni tus mentiras. No necesito tus besos sin ganas ni tus caricias vacías. No necesito en mi vida cada hora llena de ansias, imaginándote con alguien más.

Me necesito a mí, llena de energía, de pasión, de sueños. Me necesito completa y fuerte, con motivaciones, con esperanzas.

Y no estuvo mal llorarte, no estuvo mal intentar de todo para recuperarte; no estuvo mal, porque gracias a todo eso me di cuenta de que ya no hay nada que rescatar. Gracias a mis ganas de tenerte, noté que también te puedo soltar.

No te necesito a ti, me necesito a mí, para ser plenamente feliz.

Escrito por: Mayeli Tellez