Volví a acordarme de ti

0
109

 

Volví a acordarme de ti y no sé precisar el momento, tal vez por alguna canción, algún gesto, un detalle o simplemente a tu recuerdo le dio la gana visitarme.

Recordé las risas, nuestras largas charlas que no tenían fin, recordé como tu mano me sujetaba al manejar y esos besos especiales que me dabas sin importar la gente y el lugar.

El viento me trajo tu fragancia, esa que tanto me encantaba, recordé los largos abrazos, tus cuidados y los mensajes que ya no me han enviado. Recordé que para nosotros cada cumple mes era especial y los detalles de vez en vez no se hacían esperar aun cuando no estuviésemos festejando nada; recordé las rosas, las serenatas y las cartas.

Recordé que sin pedírtelo hiciste mil cosas por mí. Fuiste caballeroso, tierno, romántico, detallista y mi súper héroe, hombres como tú ya están en peligro de extinción. Recordé nuestra relación y exhalé todo el aire que había en mis pulmones… cuanto la eché de menos, cuanto te eché de menos. Nuestros paseos, las escapadas y el cómo estando a tu lado no importaba más nada.

Recordé que soñamos con un futuro… juntos, que prometimos que lo nuestro no tendría final, que tantas veces nos repetimos estar hechos el uno para el otro y es que teníamos un tipo de conexión tan especial que decíamos que nunca nadie nos podría igualar.

Me recordé a tu lado y me miré feliz… la sonrisa estuvo presente en mis labios cada día que me regalaste. Recordé nuestras canciones, los dulces favoritos, las idas al cine y cada ¨te quiero¨. Contigo no fue difícil abrirte mi corazón y es que sólo un tonto no se enamora de quien cada día te entrega y demuestra su amor.

Contigo no existían los miedos ni las dudas, mucho menos las inseguridades ni la deslealtad, contigo todo era puro, transparente y real, realmente quisiera entender porque tuvo que terminar.

Recordé cuanto me quisiste y cuando te quise, suspiré profundamente y luego me lamenté… ¿sabes por qué? porque inconscientemente me hago mal, acepto toda clase de amor aunque no me quieran de verdad ni me den felicidad, yo soy mi propio karma y es que no me he podido perdonar no haber sabido luchar por ti hasta el final.

Continúan sin poderte igualar y es triste darme cuenta de la realidad; que el único hombre que me quiso en verdad, fuiste tú, el único que supo valorarme y cuidar de mi corazón, el único que me amó y que por tonta no volverá a estar jamás en mi vida y en mi corazón y es que todo amor que no se corresponde en igual proporción, termina diciendo adiós.

Volví a acordarme de ti y sonreí, un sinfín de recuerdos se vinieron a mi mente y pensé: ojalá ella lo esté haciendo el hombre más feliz, él lo merece.

Autor: Stepha Salcas  (Diario De Una Bipolar)

Derechos de Autor.