¨Tonta¨ es la mujer que piensa que un hombre infiel dejará de serlo sólo por ella

0
96

 

No amiga, ¡abre los ojos! Una persona infiel no cambia y menos lo hace por quien supuestamente quiere, quien quiere cambiar lo hace por sí mismo pero si esta persona en verdad te quisiera, jamás te hubiese engañado, así de fácil.

En esta sociedad existen dos tipos de personas: los que saben querer y los que no, lamentablemente el segundo tipo de persona abunda más y los infieles entran en esta categoría.

No existen personas confundidas, lastimadas o marcadas por su pasado, así que deja de andar pobreciteando, ¡si te quiere que lo demuestre con hechos!

Si él no te llama, no te busca, no tiene detalles ni atenciones contigo, simple y sencillamente ¡no te quiere y no le interesas! Suena cruel pero es la realidad.

Si no te invita a salir, si no hace lo posible por verte, si tiene más excusas de lo que en verdad hace, ¡a él no le gustas lo suficiente, entiéndelo!

¨Es que¨, ¨es que¨, ¨es que¨, es lo más tonto con lo que pueden iniciar una excusa, ¡es que no te quiere y punto!
Deja de apoyar y creerte su estúpido juego de confusión en donde ellos son unos tiernos corderos en un mundo de perdición,  deja de creer en su papel de víctima y deja de creer en sus estupideces.

Entiende que cuando alguien quiere estar, está y ya, sin más preámbulo. Quien ama no sabe de excusas, ni de enredos, ni falsedades, ni de mentiras.

Claro que todos podemos llegar a tener miedo cuando queremos iniciar una relación, eso no está en discusión, pero ¿sabes qué? el que tiene interés lo enfrenta con todos los huevos del mundo sólo por temor a perderte.

Así que deja de justificar las patanaderías de tu peor es nada, ¡tú debes estar en primer lugar siempre!

Ninguna persona necesita a su lado a alguien que no está seguro de lo que quiere, así que metete en la cabeza que no mereces a alguien que sea tan ciego como para no ver cuánto vales y todo lo que eres capaz de dar, sobre todo en los terrenos del amor.

El mundo está lleno de hipócritas, por favor nunca creas en ese que con lágrimas de cocodrilo y falsas palabras te jura que por ti cambiará, la persona infiel nunca cambia, solo se disfraza para volver a obtener tu confianza y después de ello volver a atacar.

Sin importar cuantas explicaciones te den, ¡márchate!  No ganes intranquilidad, dudas y soledad solo por envolverte en palabras sin sentido.

Tu mereces a un hombre que te quiera a su lado, no detrás de él, un hombre que te conquiste siempre, que aun cuando te tenga segura nunca se sienta así, un hombre que te hable con la verdad, que sepa asumir un compromiso y esté dispuesto a amar. Un hombre de verdad, eso y más mereces tú.

Así que por favor, quítate de la cabeza eso de las segundas oportunidades porque si no aprovechó la primera ¿qué te hace pensar que la segunda si la aprovechará?

Que fue un desliz, que estaba confundido, que no sabía lo que hacía, que se siente arrepentido ¡mentiras! todos somos responsables de nuestros actos y todos sabemos lo que hacemos en su momento, la diferencia es que pocos tienen las agallas de reconocerlo.

A otra cosa mariposa, ve en busca de tu verdadera felicidad, tu otra mitad que si te amará.

No te autodenomines ¨Tonta¨, vales mucho más que eso, una infidelidad es el fin de una relación, no forjes nada y grábate algo: ¡tú no fallaste, te fallaron, tú no perdiste, te perdieron! Dile adiós a ese patan, sana las heridas de tu corazón y cuando te sientas preparada, vuelve abrirle las puertas al amor. Venimos a este mundo a ser felices, ¡recuérdalo!

 

Autor: Stepha Salcas  (Diario De Una Bipolar)

Derechos de Autor.