Algunas personas jamás nos dejan, nunca se van por completo, aunque ya no estén.

0
71

Es de lo más común albergar en tu corazón a aquellos que cambiaron tu vida, especialmente los buenos momentos relucen casi hasta el final, esas situaciones que le dan sentido a tu vida, esos recuerdos que se convirtieron en parte de ti, pero lo más normal es que a pesar de lo fuerte que haya sido la conexión con aquellas personas, a pesar de que esos momentos puedan ser los más brillantes de nuestra vida, usualmente terminan desvaneciéndose de nuestro presente, para ocultarse en el libro de los recuerdos, donde los llamamos de ves en ves para recordar aquello que en su momento fue tan importante.

[SM-Responsive][/SM-Responsive]

Sé que decir la frase “nunca te voy a olvidar” puede ser el primer reflejo cuando estamos despidiéndonos de alguien para siempre, pero es inevitable que esa persona pase a unirse a todas aquellas que estuvieron en nuestras vidas y que también fueron importantes para nosotros, no estoy hablando de esa clase de olvido por completo, como si nunca hubiera pasado nada, es obvio que siempre vamos a mantener algo de esa historia entrelazada a nuestras vidas, porque cuando dos personas se encuentran y comparten sus vidas, nunca se separan siendo las mismas, siempre te quedas con algo de él, y él siempre se lleva algo de ti.

 

Las personas que tardan más en olvidar a alguien es porque usualmente continúan llamando a su mente de manera consiente los recuerdos que compartió con esa persona, pero yo no he hecho nada de eso, y aunque nunca he tratado de olvidarte, ya que no me molesta para nada el recordarte y tenerte presente, tampoco evoco tus recuerdos a propósito, ha pasado ya mucho tiempo desde que nos conocimos, demasiado diría yo, pero tu estas siempre conmigo, te quedaste a pesar de haber partido.

No entiendo por que escribo estas letras, sé que nunca llegaran a tus ojos, sé que tú nunca sabrás lo que eres en mi vida, y ni siquiera estoy segura si llegaría a importarte aunque fuese un poco el saber que siempre has permanecido a mi lado, no creo en la posibilidad de que volvamos a estar juntos, ni siquiera me atrevo a fantasear con algo así, sé que solo sería hacerme daño, pero si algún día te vuelvo a encontrar por alguna casualidad del destino podrás leer esta carta y saber que al menos para mí tu nunca te fuiste, que siempre estuviste junto a mí, no porque yo lo quisiera, sino porque mi corazón de alguna manera nunca te pudo olvidar.

Autor: Sunky