El amor es cuando dos personas se encuentran por casualidad y resulta, que se estaban esperando toda la vida.

0
80

El otro día me pidieron que contara como fue que nos conocimos, y pude recordar con claridad cada cosa que paso en ese día, desde el momento en que aún estaba en mi casa, arreglándome, decidiendo que ropa iba a usar, peleándome con mi hermana porque había tomado mi plancha para el cabello sin mi permiso y yo la necesitaba, se me hacía tarde, no porque alguien me esperara, solo se me hacía tarde conmigo misma, porque había decidido salir de mi casa a las seis de la tarde y ya eran casi las ocho.

[SM-Responsive][/SM-Responsive]

La verdad es que aunque tenía la esperanza de encontrarme con alguien interesante, no creí que terminaría siendo el hombre de mi vida, pensar en cómo cada parte de mi día fue una pieza importante para conocerte me ha hecho preguntarme si fue la casualidad o el destino quien unió nuestros pasos, porque recuerdo que tenía una invitación a la fiesta de una amiga, pero no fui porque ahí estaría mi ex y no tenía ganas de pasar por una escena, y ya que el comportarse como todo un cretino inmaduro se le daba muy bien preferí no ir a la fiesta, pero ¿Qué hubiera pasado si mi ex no hubiera asistido?, ¿o si me hubiera dejado convencer por mi amiga para ir?

No es solo eso, si mi hermana no hubiera tomado mi plancha para el cabello, yo hubiera ido al lugar que tenía planeado en un principio, y seguramente tampoco te hubiera conocido, fue gracias a que me retrasé que decidí cambiar de lugar porque sabía que en el otro ya no hubiera encontrado sitio para sentarme, incluso pensando en el momento en que nos conocimos, cuando nuestras miradas se cruzaron, yo me reí porque me pusiste nerviosa, pero tu pensaste que estaba coqueteándote, no es que no lo hubiera hecho, es solo que en ese momento me sentí tan nerviosa que no hubiera sido capaz de hacerlo a propósito.

Cuando nos conocimos me enteré de que vivías en otra ciudad, pero para cuando me lo dijiste ya habías captado mi atención de tal forma que no me importo que no pudiéramos vernos todos los días, quería pertenecer a tu vida, quería conocerte, igual si las cosas no se daban solo habría perdido un poco de tiempo, pero al menos esta vez como una decisión libre, y no porque alguien me mintiera o me engañara haciéndome creer cosas que no eran verdad.

Después me enteré que tu ni siquiera ibas a venir a mi ciudad, que fuiste practicante obligado por tu trabajo, que se suponía que llegarías un día después, pero que a final de cuentas decidiste adelantarte un día para encontrar un hotel a tu gusto, ¿Te das cuenta de cuantas coincidencias existieron para que nos pudiéramos conocer?, son tantas y todo fue tan complejo, que una sola que no se hubiera dado, desencadenaría en el hecho de que nunca nos hubiéramos podido conocer, por eso me pregunto si fuimos producto de la casualidad o del destino, cualquiera que sea la respuesta simplemente puedo decir gracias por traerte a mi vida.

Autor: Sunky