No importan las cuentas pendientes que quieras cobrarle, importa que lo voy a ser la otra.

0
37

Muero por un beso, por un trozo de esa piel tan suave, por compartir del mismo aliento, ya eres de alguien debemos respetar eso, no importa cuantas cuentas pendientes tengas con ella, no puedo ser el plato de segunda mesa, no puedo aprovecharme de esta manera porque un día podría ser yo la que este en el papel de ella, un día se me puede regresar y no querré verme envuelta en semejante situación. Sé que tienes el corazón herido pero no me pidas semejante cosa, sabes que no puedo negarme ante el deseo inadvertido.

[SM-Responsive][SM-Responsive]

De momento eres mi única opción, de momento lo único que quiero es un beso de esos labios mágicos, mataría por tu boca, me moriría en tu boca… Todo es tan claro, no podemos negar las obviedades, no puedo fingir que me gustas pero no estas en la posición de venir a encender esta hierba seca tan flamable como la madera, estoy hecha de un manojo de plantas secas y con cualquier chispa temo incendiarme. Pienso en los cariños, en las cosas que me he perdido, las cosas que desaprovecha sin temor, aunque a lo mejor le hace falta precisamente todo esto. Porque yo no puedo negar que quiero sentirme bien a tu lado, que quiero sentirte a mi lado. 

Le hace falta ver que hay muchas que desean lo que ella tiene, que no eres sólo de ella, que en cualquier momento puedes irte y no querer mirar atrás, tal vez hasta puedo hacerle el favor y de paso puede que me quede contigo, no estas aquí nada más porque sí, ni siquiera porque te las quieras cobrar, estas aquí porque aquí en donde debes de estar, porque ya era momento que volvieras a tu lugar. 

Yo rezo para que el tiempo no sea enemigo, para que no te arrepientas de haberte quedado aquí, para que nada sea en vano y podamos aprovechar lo que estamos buscando, yo pido al cielo que sí te ha traído sea para que te quedes aquí, yo imploro con mis fuerzas que ella aprenda la lección y que el destino no venga conmigo a pedirme que resuelva cuentas de mis maldades.