El tiempo es amargo, pero su fruto es dulce.

0
40

Dile Que desde el día que por fin el decidió acabar con esto tan bonito que yo sentía por él, mi mundo se me vino abajo, que todos mis sueños y planes que construí con él se esfumaron, ese día me derrumbo por completo pero no tarde mucho tiempo en ponerme de pie, mi familia y amigos ayudaron en gran  medida para que eso así sea, dile que al fin comprendí que lo nuestro ya había llegado al final mucho antes de comenzar, lo digo ahorra así porque así lo siento y así me permite mi corazón poder expresarlo.

[SM-Responsive][/SM-Responsive]

Éramos tan jóvenes cometimos muchos errores grandes o pequeños pero al final siempre son errores, créeme que a pesar de todos los errores yo quería seguir a su lado, quería que aunque tambaleáramos en el proceso siempre estuviéramos tomados de la mano, pero entendí que el amor es de dos y no bastaba con que yo lo quisiera así ,entendí que de eso se trata la vida de crecer como personas pero ahora  ya  no juntos ya no con la vida que teníamos planeado, la mujer que ahorra soy son por las veces que me equivoque con él ,dile que le agradezco su partida porque de no ser así yo no estaría hasta donde estoy ahora.

Hoy todo lo veo de otra manera, tarde en darme cuenta pero lo más importante es que al fin pude abrir los ojos después de muchos días con oscuridad, hoy todo lo veo más claro, claro que si todo esto no lo logre sola, el me ayudo en gran medida y le resto lo hizo el tiempo, con su partida y con su engaño me dejo vencida pero me dejo con alguien más importante: conmigo misma, y así fue que me levante, de amor nadie ha muerto y yo no era la excepción, hoy mi corazón de nuevo esta curado, de ahora en adelante solo me queda mirar al frente y si llego a mirar atrás solo será para ver cuánto he logrado avanzar.

Dale las gracias infinitas de mi parte, en resumidas palabras solo, cuéntale lo bien que me veo, del alivio que refleja mi sonrisa, menciónale que ya no me aterra la soledad y no te olvides de mencionarle que mi corazón ya comprendió, ya se acostumbró, ya sanó, ya lo asimiló, y que al fin vive muy feliz como hace mucho tiempo ya no lo era.

El tiempo es nuestro mejor amigo, aprendes que intentar perdonar o pedir perdón, decir que amas, que extrañas, que necesitas, ya no tiene ningún sentido ante una tumba.

Por: ZULMA VECA