Me sedujiste y me dejé seducir.

0
33

He soportado el tormento de ser lo que no quiero, he tenido que aceptar que te tengo tatuado en el cerebro y aunque lo busque no podré de ti deshacerme.Me deje seducir por el encanto que emanaba tu personalidad persistente, aparentemente has sido más fuerte que yo… aceptaré que me venciste si es que vuelvo a verte. He aguantado las burlas de las personas pues lo escucho reír fuerte diciéndome que me deje llevar por lo que más me resistí, que soporto las cosas que haces y aunque las hagas en mi cara yo no digo nada.

[SM-Responsive][SM-Responsive]

Por ansiar el amor romántico de quien una vez lo proclamo, por querer tener lo que veía en el mundo me adelante contigo, corrí para alcanzarte y me perdí de las cosas que debía haber vivido día por día. Nunca me di cuenta que lo que los demás dicen tener muchas veces es falso y que es sencillo actuar frente a los demás para que te envidien y no aceptar que la pasas mal, tuve que vivirlo para saberlo. Tuve que equivocarme para entenderlo. 

He querido decir que ya no hay más, que te has ido lejos de mí y que ni me acuerdo de ti; todos sabrían que no es así, todos dirían: ¡Miente! Hay algo de lo que no puedo escapar, hay algo de lo que jamás me podré despojar y es que si no estás aquí no es porque debas es porque yo así lo permití. 

No se puede negar lo que se tiene enfrente, no puedo decir que no estás clavado en mí como una espina que duele y vaya que duele, hay un fuego que me quema desde adentro y me prohíbe decir que no estas presente, hay un dolor que me acompañará permanentemente y es el de saber que contigo me equivoque y aún así no hacer algo para reparar el daño.