Me diste mil razones para dejarte, pero yo aun así buscaba una sola para quedarme.

0
47

A veces juego a imaginarme cuantas mujeres estarán pasando por lo mismo que yo, a veces me gusta pensar que no estoy sola en el mundo, que no soy la única estúpida que se aferró demasiado sin razones aparentes, a veces me gustaría pensar que aquello que hice es “normal” hasta cierto punto y que hay personas que pueden compartir mi historia.

[SM-Responsive][/SM-Responsive]

De cualquier manera eso no cambia el hecho de que me aferré a ti incluso más allá de lo que puede significar “esa promesa” que nos hicimos, promesa que solo fue cumplida por mi parte y que tú de alguna manera olvidaste de manera rápida y fortuita, dejándome sola en ese camino de espinas, en ese camino en el que el amor solo fluía en un solo sentido, en esa relación sin argumentos ni razones a las cuales aferrarse, en este mundo frío en el que tu abrazo no hacía más que potenciar mi soledad.

Que horrible se siente saber que eres la única de los dos que en realidad ama, que triste y que desesperante es incluso sabiendo eso no tener el valor para dejarlo todo atrás, que tonta te ves cuando te das cuenta de que albergabas una esperanza más vacía que el corazón de la persona a la que amabas, ¿Por qué siempre pensamos que aquello que das algún día volverá?, yo nunca vi volver una sola muestra de afecto real de ti, solo te portabas “medianamente bien” cuando comenzaba a reunir fuerzas para dejarte, solo reavivabas esa flama extinguirse, esa flama delicada que con un soplo más se iba a apagar, ¿para que?, si una vez viva de nuevo la volvías a abandonar.

Sé que yo soy más culpable de lo que tú eres, porque a pesar de tus incontables mentiras “siempre supe” que no me amabas en realidad, lo que realmente me mantenía ahí era aquello que yo misma me decía, yo fui quien realmente se engañó, yo fui quien realmente se convenció de que aún había algo a tu lado para mí, pero todo fue una ilusión que yo misma me forjé, yo me encargue de mantener esa llama encendida lo más que pude, incluso inventándome razones que de sobra sabía que no tenían un sustento.

Me quedé más de lo que debía, mucho más, porque mientras tú me dabas mil razones para dejarte, yo aún seguía inventándome una nueva para permanecer junto a ti, nuestra historia se extendió más de la cuenta, así que no me vengas con que quieres volver, tu nunca me amaste, yo te amé y me amé por ti, pero ya no más.

Autor: Sunky