A tu lado.

0
60

Junto a ti lo que suceda es una bendición, el tiempo pasa lento y no hay preocupación que valga el descontento.Puedo vivir feliz, puedo vivir sin preocupaciones y lo mejor es que sólo es porque te mantienes a mi lado, pero si un día te vas, pero si un día no estas el tiempo se detiene para extender mi desesperación; esa que me da cuando no estas. Eres el mundo que forma mi realidad y después de ti no hay más. eres mi rededor y lo que suceda más allá de ti no me interesa.

A tu lado no necesito más que lo que tu me das, las alegrías, las felicidades, los momentos tiernos, los abrazos, las lágrimas, las desesperaciones, las rabietas, las palabras entre cortadas y mal dichas… estas hecho para mí de cabeza a los pies y el mundo puede derrumbarse y aún así yo seguiré de pie junto a ti, aún así yo seguiré siendo feliz siempre y cuando te mantengas a mi lado. Hoy y siempre la brújula apunta a ti, siempre puedo llegar a ti, no hay manera de escapar de mi cuando ni de mi amor, no es como una obsesión simplemente es mi tierno instinto que me hace saber que puedas incluso estar pensando. 

Cuando estas aquí las cosas me salen mejor, el tiempo a veces corre muy rápido y aunque lo intento no soy capaz aún de detenerlo sólo para ti, pero no creas que me he dado por vencida pues lo mejor aún esta por venir. El tiempo a veces puede ir muy lento y si eso no es lo mejor para ti, entonces yo lo intento y adelanto las manecillas para que puedas dormir; yo siempre junto a ti. De tu lado siempre estaré, te tomaré la mano y me quedaré hasta que sea necesario, junto a ti me siento con vida, sobrevivo y revivo, me siento como en el cielo y me vuelvo niña de nuevo, río sin parar y las rabietas también se apoderan de mí de vez en cuando. 

A tu lado aprendo de poco en poco a veces demasiado rápido y aunque el cerebro quisiera salir volando, a tu lado encuentro la cura a la propia desesperación que me provocas, eres un pequeño ser que brinda demasiado a veces más de lo que pido, no me exiges nada a cambio porque obtienes lo que necesitas y más que eso obtienes mi propia vida. Yo quisiera poder darte más, yo quisiera poder ofrecerte un poco más siempre porque a tu lado obtengo lo que merezco y más que eso lo que quiero.

Compartir
Artículo anteriorEse hombre… te amará
Artículo siguienteCarta a mi abuela