Tus palabras eran tan dulces como la miel, pero tus acciones como espinas

0
39

Aún recuerdo el tiempo que pase a tu lado, aún puedo recordar que fue lo que me hacia mantenerme ahí a pesar de que sabía que no había nada bueno en lo que hacías para mí. Es extraño darme cuenta que eran tus palabras las que cada día endulzaban mis oídos llenando de ilusiones y sueños llenos de ternura, amor y fantasías. Sé que estuve a tu lado porque sabía que necesitaba tus palabras, por cada cosa que me decías me llenaban el alma y me hacían viajar por un mundo desconocido lleno de ternura y de amor. Un mundo que me hiciste construir pensando que estarías por siempre a mi lado. Me hiciste pensar en un futuro que ahora ya no puedo ver, un futuro que ahora sé que no llegará y la verdad si me lastima un poco saber que todo fue un simple sueño y es momento de despertar.

[SM-Responsive][/SM-Responsive]

He despertado de un sueño del que nunca quería despertar ni darme cuenta que mi mundo a tu lado se desperdicio porque siempre mentiste mientras estuviste a mi lado. Ya no quiero seguir construyendo un mundo que ahora sé que no estará en mi vida. No sé por cuanto tiempo estuve pensando que las cosas que decías eran las cosas que sentías y que harías porque pensaba que no serías capaz de mentirme, porque pensé que el amor que me prometías de verdad lo sentías dentro del corazón pero ahora no sé como no pude darme cuenta que todo lo que decías eran solo palabras que al final se extinguían sin darme cuanta.

1

Tus acciones fue la razón por la que pude abrir mis ojos y ver la realidad, ver que de verdad solo las palabras podían endulzarme el alma pero que no eran solo las palabras las que me demostraban el amor que de verdad sentías por dentro, sino que eran solo un escudo, que tus palabras eran solo una cubierta de tu corazón y de tus sentimientos reales. Me dolía darme cuenta que todo lo que decías eran solo mentiras y que nunca cumplirías cada cosa que decías. Tus acciones fueron la razón por las que te deje, porque gracias a ella pude darme cuenta que ya no valía la pena seguir a tu lado y seguir escuchando palabras que se al final se las llevaba el viento.

Gracias por demostrarme lo que había en tu corazón; gracias por enseñarme que todo lo que había en tu corazón y abrir mis ojos con cada cosa que hacías, porque con cada una de ellas pude ver que lo que sentís por mí no era amor, sino solo pasión, capricho y algunas cosas que aún no puedo comprender, porque no sé porque te aferrabas mantenerme a tu lado sabiendo que lo que sentías no era amor; aun no sé porque esa manera tan egoísta de actuar y hacerme pensar que era amor mientras en tu corazón no había nada. Porque no sé me querías mantener ahí a tu lado, sin dejarme encontrar mi propia felicidad.