Al final, la parte más importante de tu vida serán esos pequeños momentos que pasaste riendo junto a alguien.

0
29

La vida es como un rayo de luz, fluye en un solo sentido y pasa rapidísimo, tanto que cuando menos te imaginas el tiempo se te acabo, somos globos llenos de sentimientos en un mundo de alfileres, estamos expuestos a sufrir, a llorar en cualquier momento, son más las personas que existen en el mundo las que nos pueden hacer daño que aquellas que nos pueden hacer la vida mejor.

[SM-Responsive][/SM-Responsive]

Aun así estamos obsesionados la mayor parte del tiempo con cosas meramente superficiales, con cosas que después de mucho tiempo y esfuerzo logramos conseguir para darnos cuenta que no son suficientes para hacernos felices, no digo que hay que vivir la vida despreocupadamente, no estoy diciendo que hay que convertirse en personas vacías de ambiciones que solo vivan al día sin tener nada para el mañana, lo que trato de decir es que hay que enfocar las cosas bien respecto a su valor real, y sobre todo disfrutar aquellos momentos o personas que nos brindan calor, que le dan sabor a nuestras vidas y que muchas veces por estar concentrados en otras cosas relegamos o incluso llegamos a perder.

Quizás seas algo joven como para entender este concepto por completo, pero te invito a hacer una pequeña reflexión, te invito a dar una mirada de manera retrospectiva y que me digas cuales consideras los momentos más “representativos de tu vida”, si alguien te dijera que vas a perder algún recuerdo al azar cada día que te despiertes pero que puedes salvar unos cuantos recuerdos para que no los pierdas jamás ¿Cuáles recuerdos elegirías?, estoy segura de que serían los recuerdos en los que más feliz has sido, donde las sonrisas fluían de manera constante, porque a final de cuentas nuestras vidas están soportadas por este tipo de recuerdos dulces, son estas vivencias las que le dan soporte a nuestra existencia, los que justifican a final de cuentas todo el tiempo que hemos caminado sobre este mundo llamado tierra.

Así pues te invito a vivir un poco más en el presente y disfrutar todos esos momentos que te den la posibilidad de caerte a carcajadas, te invito a llamar más seguido a la puerta de aquellas personas que te hacen sonreír, a que inviertas un poco más de tiempo en esa clase de actividades que hacen tu día a día mucho mejor, porque es gracias a esos días, a esos momentos, que tenemos la fuerza para luchar y salir adelante en nuestros momentos de obscuridad, porque serán finalmente estos recuerdos los que estrecharás como los más preciados cuando llegues al final de tu existencia.

Autor: Sunky