La mejor decisión fue haberte dicho adiós

0
90

No sabía como podría despedirme de una de las personas que más ame en esta vida. No puedo entender aún como te convertiste en una piedra en mis zapatos, en una molestia insoportable y en uno de los errores más grandes de mi vida cuando en un principio yo te amaba; cuando eras lo más importante para mí y cuando sabía que lo único que quería en esta vida era estar a tu lado. Cada vez que en mi mente se cruzaba la idea de decirte adiós, de ya no tenerte en mi vida nunca más mi corazón y mi alma comenzaban a llorar clamando el olvido y el anhelo de volver a pesar que seguías a mi lado.

[SM-Responsive][/SM-Responsive]

No entiendo como pude haberte amado tanto y dejado que hicieras conmigo lo que tú quisieras; dejarte que me tomarás y me manipularas a tu antojo solo porque yo te amaba y no me daba cuenta que el amor que te tenía día con día se convertía en obsesión y miedos porque sabia que las cosas ya no eran iguales, porque podía darme cuenta que tú ya no eras el mismo y eso me lastimaba, me dolía en el alma y no sabía como hacerle para olvidar que te estaba perdiendo, que uno de mis mayores temores se estaban cumpliendo y era el olvido de tu parte, el que de tu corazón me estabas sacando. Lo único que no he podido comprender es la manera en como sucedió todo, no puedo aún dar cuenta de cómo sucedieron las cosas, de como tuve que haberte dicho que no y comenzar una vida sin ti.

Ambos cambiamos y ambos al final tuvimos que tomar nuestros propios caminos. Tú me sacaste primero de tu corazón y con tu frialdad y con tu comportamiento poco a poco mi corazón comenzaba a rechazarte y a atender que ya no me pertenecías, que ya no podía hacer nada porque te estabas yendo de mi lado y estaba perdiendo al hombre que por mucho tiempo me hizo tan feliz.

Decirte adiós no fue fácil, me tomo mucho tiempo poder sanar las heridas y dejar de recordarte, dejar de pensar en las cosas que hacías para enamorarme día con día; me tomo mucho tiempo pero por fin lo logre, logré olvidarte e ir sacándote de mi corazón hasta tomar la decisión de decirte adiós. Ahora puedo darme cuenta que esa decisión fue la mejor decisión que pude haber tomado en mi vida porque ahora que puedo verte de lejos me doy cuenta que ya no me amabas y el tenerte a mi lado nos hubiera hecho infelices y me hubiera lastimado aún más engañándome a mí misma pensando que todo estaría bien. No quiero engañarme a mi misma pensando que todo iba a estar bien porque ahora sé que no sería así, que me mantendría en una jaula estando tu lado pretendiendo que todo esta bien. Te he dicho adiós y no me arrepiento, eres libre y ahora sé que yo también lo soy.