Ocultar la tristeza no te ayuda pero mantiene tu dignidad intacta

0
37

En ocaciones las lagrimas son la mejor medicina, pero cuando la tristeza se apodera de ti lo mejor que puedes hacer es ocultarla cuando aún tengas tiempo, porque es ella quien muchas veces nos hace sentir débiles y por esa misma razón comenzamos a actuar de esta manera, nos volvemos frágiles y todo comienza a formar un peligro para nosotros porque las cosas comienzan a lastimarnos a pesar de que no sean peligrosas para nosotros. Comenzamos a sentir que todo esta en nuestra contra y que las cosas conforma pasa el tiempo comienzan a empeorar porque no podemos discernir entre lo que nos daña y lo que ya se nos ha lastimado. No podemos comprender que las cosas que están a nuestro alrededor que no son contra nosotros sino que nosotros con el dolor que nos sumerge en la depresión comienza a mostrarnos solo el lado obscuro de las cosas.

[SM-Responsive][/SM-Responsive]

Cuando no somos inmunes a la tristeza esta hace que nuestro aspecto se conviene con nuestro interior porque comienza a mostrarnos hacía los demás como algo negativo, nos transforma y muestra una imagen de nosotros que quizá no es la indicada. Toda persona que sepa sonreír en medio del dolor y ocultar la tristeza podrá ganar su dignidad y aún defender la imagen que siempre ha tenido sin que la misma tristeza muestre lo mal que se siente por dentro.

1

Si permitimos que cada tristeza que llegue a nuestra vida se adueñe de nuestro humor y nuestro rostro no podremos sobre llevar de buena manera nada en la vida porque en ella nos podremos topar cualquier situación difícil, aunque sintamos que somos la única persona con pruebas en ese momento. Todos hemos tenido que pasar por este tipo de situaciones y aprender a afrontarlas de la mejor manera tratando de ocultar con alguna sonrisa lo que en verdad sentimos por dentro. Si permitimos que los malos momentos se apoderen de nuestra vida podremos amargar y arruinar momentos y relaciones por no poder separar las malas situaciones con nuestra vida cotidiana; es difícil y todos los sabemos pero debemos poner de nosotros el mayor esfuerzo para que estos sentimientos negativos no se adueñen de nuestra vida.

En ocaciones cuando no logramos ocultar esa tristeza comenzamos a arruinar oportunidades y situaciones que pudieron marcar nuestra vida, porque la mayoría de las veces queremos desquitarnos con lo que hay fuera de nosotros, ya sean personas o situaciones. La tristeza no nos permite pensar con la cabeza fría, no nos permite ver más allá de los problemas y nos lleva a arruinar diferentes momentos que pudieron ser especiales en nuestra vida.

Cuando sabemos tratar a la tristeza en la soledad sabremos salvar nuestra dignidad colocándonos una barrera para que nadie pueda ver lo débil que somos y que tan sensible nos encontramos. En la soledad podemos encontrar el alivio al dolor, podremos llorar y podremos entender que muchas de las veces la soledad se puede convertir en nuestra mejor amiga permitiéndonos olvidarnos y sacar poco a poco la tristeza que se encuentra dentro de nuestro corazón.