Se acabo la dulce chica.

0
69

Se acabaron los clichés, se terminaron esas ganas que tenía de ser perfecta para ti, se me acabaron las intenciones de ser la mujer adecuada a tus necesidades, caprichos y antojos. Se me abrieron los ojos cuando por fin me di cuenta que todo se venía abajo inevitablemente, al final de todo ambos fuimos culpables en esta destrucción… ya no hay un “nosotros” al final de todo ya no existimos. Nunca podré llenar esa necesidad tuya de satisfacción, no hay botón para presionar y ser trasladados a un mejor lugar, no fuimos como dijimos, no eres el hombre que dijiste serías y yo por fin no soy la mujer que te prometió la felicidad eterna. Hoy tengo ganas de ser como me da mi gana sin necesidad de sexismos para que quedes conforme, para quedar bien con quien ni lo valora, hoy lo único en lo que pienso es que hacer para deshacerme de tu recuerdo.
No hay vestidos ampones ya, no hay ropa ajustada que me quede bien para que te sea fácil imaginarme, ya no hay labiales rosas para las visitas a tus padres o los rojos para las salidas a solas. Ya no tengo más planes contigo, ya no imagino ese camino lleno de ramos de rosas, arroz en el cielo; ya no tengo esperanzas en lo que no puede ser, no lamentes mi partida pues mujeres que den gusto hay muchas, no reclames mis acciones porque el enojo nunca ha sido solución de nadie, para mí de cualquier forma terminaras siendo un hombre cualquiera, del que no recuerdo nada y con el que no comparto nada.
adios
Tranquilo ya, no pasa nada un recuerdo que se funde, una experiencia que se vuelve polvo, allá afuera hay muchas que desean conmover con su obediencia y abnegación, yo ya no soy parte de eso. Teníamos muchas ganas de hacer un sinfín de cosas, los planes ya estaban, los colores correspondían pero las acciones no fueron las que dijimos que serían, cuando de ti pude conocer el hombre testarudo y poderoso… de mí pudiste conocer la mujer que o se deja, la que no se calla y la que no baja la mirada el primero que la mira a los ojos.
sola-2