Mamá: mujer fuerte, inteligente, consoladora y dadora de vida

0
51

No cualquier mujer puede llamarse madre, solo esa mujer que estará dispuesta a no solo dar la vida sino entregarla también por esos pequeños seres que Dios les ha regalado. Solo una mujer fuerte sabe como defender con garras y dientes a esas personitas a las que les ha dado la vida, esas personitas que si darse cuenta la esperan y anhelan su presencia como supervivencia porque todo el mundo sabe que la parte más importante en una familia suele ser la madre, porque es ella quien siempre trata de mantener unida a la familia y demuestra que lo que más importa en medio de ésta es el amor.

[SM-Responsive][/SM-Responsive]

Una madre no es solo la mujer que crea y otorga la vida, sino que también es esa mujer que sabe cual es el momento correcto para consolar, para ayudar y para escuchar. Es una mujer con el buen consejo y que hace hasta lo imposible por buscar la felicidad y darle lo mejor a su familia. La mujer que es madre puede llamarse madre solo cuando sabe educar  llevar por el mejor camino a sus hijos y demostrar que el amor de una madre es un amor incondicional sabiendo que es el amor más hermoso del ser humano porque en él encontramos la fortaleza de ella y con él nos otorga la oportunidad de conocer el amor verdadero, ese amor que todo lo entrega y que no importa si debe entregar la vida por un ser querido, ella la entrega sin dudarlo.

1

Una mujer que tiene la oportunidad de ser madre sabe que entenderá que una de las mejores maravillas y uno de los mejores milagros es poder tener entre sus brazos a esa persona que estuvo habitando en su cuerpo durante 9 meses, que estuvo alimentándose de ella y de todo lo que es, que estuvo conociéndola de pies a cabeza a pesar de no poder mirar su aspecto aún. Una persona que en su sangre lleva sus genes y que gracias a ella pudo obtener lo necesario para poder sobrevivir dentro de este mundo.

Una mujer que no sabe valorar este tipo de oportunidades es una mujer que a pesar de que pudiera dar la vida no puede llamarse madre, sino solo una mujer con capacidad de procrear pero que no pudo obtener el amor para cuidarlo, protegerlo en todo momento, aconsejarlo y velar por una de las personas más importantes de su vida. Si tú has tenido la oportunidad de ser una madre y te ha llenado el corazón desde el primer momento, no dejes ir esta oportunidad y sigue amando a tus hijos, síguelos aprovechando y cuidando teniendo paciencia a los cambios y comprendiendo que a pesar de que te pertenecen todo llegará un día a su fin porque sabrás que algún día tendrás que dejar volar a esa persona que tanto amas y tendrás que dejar que tome su propio camino. Sigue aprovechándolo mientras lo tengas a tu lado y sigue estando para el en todo momento y para siempre. Ayúdalo a buscar y conseguir todos sus sueños porque es una sola oportunidad.