Buscándote en otro lugar

0
24

He leído varias veces la frase: “Ojalá hubiera sido la persona madura que soy ahora cuando te conocí, estoy segura de que ni habría volteado a mirarte.”

Pues bien, ha pasado un año o dos desde que decidí no escribirte, no llamarte, ni nada parecido a encontrarte por casualidad. He cambiado, ya no soy la niñita caprichosa de entonces, tengo nuevas amistades e incluso he cambiado de ciudad de residencia…entre mis pensamientos más comunes están los quehaceres de casa, asistir al trabajo, y no…. tu no estas.

[SM-Responsive][/SM-Responsive]

Los rumores de aquella pareja que conseguiste poco antes de mi huida dejaron de perseguirme, y tampoco tengo interés de saber más al respecto.

He vivido de forma tan normal mi vida, he conocido ojos más cálidos que los tuyos a diferencia del frío que emana en cada mirada de tus oscuros ojos, he probado labios con verdades más puras y también con mentiras más tentadoras, camine de una mano tan insegura como la tuya en nuestra primera cita y choque con manos tan firmes como aquella vez que me tomaste del brazo y me pediste que no vuelva… déjame decirte que también y aunque esto sé que lastimara tu orgullo me ¡he devorado cuerpos más deseables que el tuyo!

¿Pero sabes? También debo felicitarte ninguno me hizo estallar como tú, por ninguno me he sentido desfallecer y tienes que saber por ninguno he sentido ganas de volver como lo hice contigo.

Entonces aquella frase tiene sentido, pero está incompleta.

No … no habría girado a mirarte, no me detendría para observarte y no temblaría mi voz para hablarte…. simplemente me asomaría para sentirte… así es, te buscaría en otra parte no en mis ojos, te buscaría en otra parte no en mi mente, te buscaría en otra parte no por la calle.

Te buscaría en mi alma porque sé que ahí permaneciste siempre y sabría que hay que estas ausentes desde ese momento estarías en mi vida y no tendría más miedo, no tendría más ganas de salir huyendo y sonreiría como aquella vez sin duda…pero no.… no voltearía ha mírate te buscaría en otra parte, en otra persona, en otro lugar, en otro momento, donde pudieras convertirte en alguien igual de importante, pero que fueras más entregado, más digno de mis caricias y de mi amor, en una persona capaz de valorarme y con quien no existiera esta extraña sensación de molestia al no poder olvidarte de mi corazón.

Por: Vanessita