Cuidado porque esta vez no estoy dispuesta a rendirme.

0
34

Me dispongo a ser una mujer emprendedora que busque lo que necesite porque en verdad lo requiere, no quiero conseguir algo nada más porque es un mero capricho de mi vanidad o egolatría, hay mucho que puedo hacer con poco y para lograrlo necesito conocer la diferencia entre la necesidad y el gusto. Esta vez no necesito un hombre para pedirle apoyo, para pedirle que alcance las cosas que yo no puedo, para decirle que sostenga las cosas más pesadas que yo no pueda sostener; para eso puedo conseguir un burro de carga.

[SM-Responsive][SM-Responsive]

Hoy tengo la firme convicción de responsabilizarme de mis propias acciones, no requiero de nadie ni de nada, lo único que necesito es armarme de ganas porque el valor ya lo tengo, la intención ya está, la convicción me invade, la necesidad me sobra pero las ganas de hacer este viaje yo sola de repente escasean. magia2.jpg_296026913

Hoy no tengo la confianza de hacer alianzas con nadie ni con nada, el trabajo en equipo termino porque siempre alguna parte quiere tener el control, es mentira que las relaciones se basan en la cooperación y en la mutualidad, siempre se quiere sobrepasar, hacer sin la necesidad de preguntar y sobre todo mandar. Eso acabo para mí, lo que yo quiero es poder hacer lo que requiero sin necesidad de nadie más, en verdad que en algún momento necesitaré de un apoyo, de una mano derecha, de un aliado que me siga hasta el final pero por el momento lo primero que debo aprender es hacer sin ayuda. Tan difícil es que lo primero que he hecho es quedarme justo donde estoy porque no se necesita un cambio para cambiar, cuando se quiere se logra y para hacerlo más interesante aumento la dificultad de mi reto quedándome justo donde siempre. avatar

No tengo miedo porque a decir verdad no tengo remedio, me toca hacerme responsable de la vida que tengo, me toca crecer y aprender en base a lo que tuve y ahora tengo. Me doy cuenta que no es necesario tener lo que los demás tienen, lo importante es saber a donde se quiere ir, no quitar la vista del punto y hacer lo se tiene que hacer sin titubear ni excusar a nadie más aunque eso me incluya a mí también.