Sé que si mis heridas siguen sangrando es porque no han comenzado a sanar

0
28

El despedirme aquella vez de lo que un día fue un sueño para mí ha sido una de las cosas más difíciles que he tenido que hacer en mi vida. No fue fácil decirle adiós a todos esos planes que yo ya había creado contigo, decirle adiós a tus brazos, a tus labios y a todo tu cuerpo que ahora extraño. Pensé que quizá con el tiempo sanarían cada una de las heridas que se fueron formando en mi corazón pero me di cuenta que aún sangran y que no han comenzado siquiera a sanar.

[SM-Responsive][/SM-Responsive]

No quería soltarte, no quería darme cuenta que el final comenzaba a llegar. Cuando tuve que decirte adiós obtuve una herida aún más grande de todas las que había sufrido durante el tiempo en el que comenzamos a darnos cuenta de todas esas diferencias, de que quizá nuestros caminos no correspondían. Cada una de las heridas que llevo en el corazón comienzan a doler cada vez que recuerdo que ya no estás, cada vez que recuerdo aquel momento en el que me pediste que no nos viéramos más, que lo sentías, pero que sabías que lo mejor era alejarte para ya no herirme más. Las heridas a pesar del tiempo siguen doliendo cada vez que te imagino entregando a otra persona, cada vez que pienso en el hecho de que ya no estoy en tu corazón las heridas comienzan a sangrar de nuevo y eso solo me dice que es porque no han comenzado a sanar.

Quiero tomarme un tiempo para curarlas, para que cada una de ellas comience a cicatrizar e ignoré los recuerdos por los que se abrieron alguna vez, por los que sangraron en algún momento y por los cuales aún no pueden cerrar. Quiero comenzar a olvidarte y dejar mi pasado atrás para que pueda comenzar mi propio camino dejando el que un día camine contigo. Ya no quiero recordarte, ya no quiero ni siquiera tomarte en cuenta para ya no traer a mi cabeza cada uno de los momentos que pasé a tu lado, cada uno de esos momentos en los que pensé que era feliz y que eran esos momentos los mejores de mi vida; que eras tú lo mejor que me había pasado. Ya no quiero recordarte y pensar en lo que estás haciendo y en que o quien estas pensando. Quiero que me dejes de importar; quiero que desaparezcas completamente de mi corazón y mi mente, que te conviertas en un fantasma para mí, en un espíritu que habitaba en mí pero se fue para siempre. No quiero recordarte ni siquiera un poco porque sé que en ese momento mis heridas comenzaran de nuevo a sufrir porque no estás a mi lado.Ya no quiero extrañarte porque sé que tú no lo haces, porque sé que yo ya salí de tu corazón si es que alguna vez lo estuve. Ya no quiero pensar en ti porque sé que yo no me encuentro ni un solo momento en tu mente o en alguno de tus sueños. Ya no quiero lucha por ti porque sé que al final no valdrá la pena mi esfuerzo.