No te olvides cuidarla, por si mañana en vez de verla, te toca imaginarla.

0
212

Como todo un mal agradecido le volteas la cara a la mujer que te lo ha dado todo sin dudarlo, a quien te mira con ilusión en los ojos, a quien te espera con ansias y con un abrazo fuerte te recibe llena de amor para ti, ¿En qué momento te volviste tan insensible?, ¿Cuándo te convertiste en un ser tan amargado y tan difícil de llenar?, sabes que nada es eterno y hasta el amor más grande se escapa por la ventana cuando entiende que no es correspondido debidamente, deja de darle tus migajas y llena su vida con lo mejor de ti.

[SM-Responsive][/SM-Responsive]

No des por hecho que tendrás un mañana para arreglar las cosas, el momento de actuar es hoy, “mañana es una promesa que no siempre llega”, y es muy común que aquel que no valoro lo que tenia se muera de dolor, de impotencia, de tristeza al recordad como es que lo tenía todo y no se dio cuenta, no al menos hasta que lo había perdido, cuando ya no tenía la posibilidad de cambiar su actitud, cuando su amor ya ha partido y posiblemente se encuentre en brazos de alguien que le trata mejor y que le da su debido lugar y respeto.

Si algo te molesta solo dilo, si tienes la necesidad de ser violento valdría más que rompieras tu cama o tu televisor que desquitarte con ella, entiéndelo ella está enamorada, pero no es una idiota, se da cuenta de lo que pasa y lo único que la detiene para dejarte son aquellos momentos buenos que alguna vez le brindaste, aquella esperanza de que retomes la cordura, esperanza que cada día se marchita más y más, esperanza que en algún momento vas a terminar aniquilando si no cambias tu actitud.

¿De verdad es tan difícil para ti darte cuenta como mejora ella tu vida a cada instante?, como es que con su sola presencia perfuma tu existencia, como descansas en sus brazos en los momentos en los que te sientes confundido, como es que no te asecha la soledad gracias a que sabes que está ahí, ¡admítelo!, tu vida ha cambiado a mejor desde el momento en que ella llego a tu vida, y de alguna manera tonta tratas de arruinarte tú mismo al descuidarla tanto, al dejar huecos que cualquier otro hombre estaría gustoso de llenarlos, al darle la oportunidad al enemigo de llegar y en tus narices robarte aquello que para ti es lo más preciado, y lo es, aunque no te des cuenta en este momento, pues a pesar de que tratas de resistirte sabes que es la verdad.

Cuídala ahora que es tuya, porque mañana en vez de verla, te puede tocar imaginarla o recordarla y entonces sabrás que te lo buscaste tú mismo y tarde será para tratar de cambiar.

Autor: Sunky