No vuelvas pretendiendo que todo está bien porque no lo está

0
52

Vuelves como si nada hubiera pasado, como si las cosas que hiciste, esas cosas que me lastimaron jamás hayan sucedido pero no, todo está mal aquí. No quiero que vuelvas con un rostro que revela que las cosas que pasaron no las recuerdas, que las cosas que sabes que me hicieron jamás importaron porque al volver sigues lastimando, sigues abriendo las heridas y no permites que sanen.

[SM-Responsive][/SM-Responsive]

No vuelvas pretendiendo que todo esta bien porque no lo está; todo está mal y nunca cambiará. No vuelvas porque mis brazos se cerraron para ti y para toda tu hipocresía, para toda esa falsedad que vomitas cada vez que intentas volver, cada vez que intentas abrir de nuevo la puerta para entrar porque según tú significo mucho para ti, signifique algo especial y no has podido dejarme por completo. Dices que te da miedo perder mi amistad y que tienes recuerdos que no se van pero debes dejarlos ir porque no quieres estar a mi lado amándome como siempre lo prometiste. Quiero saber si entendí bien, no sé si pretendes estar en mi vida haciendo bulto, sin hacer nada, sin decir nada pero quedándote con la satisfacción de estar a mi lado.

Nunca supiste amarme pero dices tener un cariño por mí que ni siquiera tú mismo comprendes, y así ¿cómo quieres que lo comprenda yo? Todo esto sigue siendo demasiado difícil para mí, todo sigue siendo demasiado confuso. Sigues doliendo y sigues recordado la humillación que pasé al darme cuenta que siempre fingiste amarme, que siempre fingiste estar para mí, todos esos abrazos, todos esos besos que al final siempre estuvieron dentro de tu papel. Me sigues recordado que no fui lo suficiente para enamorar a tu corazón y cerrar los ciclos que quedaban abiertos dentro de tu mente. Me recuerdas que estuve ahí a tu lado para nada, solo ilusionándome y soñando al pensar que tú sentías ese mismo sentimiento que en mi corazón habitaba. No quiero que vuelvas y que me recuerdes que todo estuvo mal y que sigue mal; que me recuerdes que las cosas no salieron como siempre lo pensé sino que todo fue al final como nunca lo quise. No regreses a recordarme el dolor y hacerlo más grande al ver tu rostro, sin expresión, sin sentir dolor por haberme dejado sino ver esa sonrisa de triunfador diciéndome que sigues aquí a mi lado para recordarme todo por lo que tuve que pasar para llegar a este momento de no querer volver a verte, a estar a tu lado y que tuve que dejar ir todos esos sueños que para mí era lo más perfecto que existía en la tierra, estar a tu lado por siempre y entregarte el resto de mis días. No quiero estar de nuevo a tu lado y pretender que todo esta bien porque yo no soy capaz de poner el mismo rostro que tú, la misma máscara que tú pusiste en el pasado por tanto tiempo. Simplemente no quiero que regreses a mí.