Si ya no estás en mi vida es porque nunca permaneciste a ella

0
28

Cuando me di cuenta que ya no estabas en mi vida fue cuando me di cuenta que el destino nunca se equivoca, que quizá ya no estabas en mi vida porque nunca perteneciste a ella, porque nunca debiste estar en ella.

[SM-Responsive][/SM-Responsive]

Mientras estuviste a i lado podía sentir que las cosas eran perfectas, que todo mi mundo se encontraba en armonía porque tú estabas a mi lado. Cuando te veía podía sentir que nuestro destino era permanecer juntos, que yo había sido hecha para ti y tú para mí. Cada vez que me reflejaba en tus pupilas podía sentir que era lo que ambos necesitábamos, que ambos nos pertenecíamos y no habría nadie que pudiera interferir entre nosotros dos. Las cosas cambiaron y ya no pensaba que esto duraría por siempre, así como lo pensaba en un principio.

Ahora que ya no estás a mi lado puedo darme cuenta de todas las cosas negativas, de todas esas cosas que no podía ver estando a tu lado, que no quería ver porque sabía que te perdería, porque sabía que quizá comprendería que tú no deberías estar en mi vida, que tú nunca debiste entrar a mi vida. Quiero que sepas que después de mucho tiempo pude darme cuenta de todo, pude darme cuanta de que las cosas no estaban también como yo lo quería, como yo quería verlo. Ahora puedo darme cuanta de todo el tiempo que desperdicie a tu lado y todo lo que pudimos habernos ahorrado si ambos hubiéramos puesto de nuestra parte. Ahora puedo darme cuanta que lo que había entre nosotros dos no podía haber sido llamado amor.

No debí darte entrada; no debí dejar que entraras a mi corazón y que me hicieras creer que todo iba bien cuando estabas a mi lado. No debí dejarme engañar y pensar que las cosas durarían para siempre, que eras tú la persona que siempre esperé y con la que siempre quise permanecer. Pero ahora puedo ver desde lejos todo lo que pasó entre nosotros dos, ahora puedo darme cuanta que siempre viví en una fantasía que yo misma inventé, en una historia que escribí y que nadie más pude leer porque solo yo tenía acceso a ella. No debí dejar que llegarás a lo más profundo de mi alma, que me conocieras, que supieras lo que había dentro debí y todas esas cosas que me describen, todas esas cosas intimas que no cualquiera puede entender.

Siento un poco de vergüenza por mí, por no haberme dado cuenta a tiempo y no haber desperdiciado mis días a tu lado intentando seguir escribiendo en esta historia donde el final solo yo sobreviví. Estoy dispuesta a comenzar de nuevo y dejar pasar las cosas, no volver al pasado y pensar que esto nunca sucedió, que las cosas que pasé a tu lado se quedaron en un sueño y nada más. Es momento de dejar ir lo último que quedo de ti en mí, es momento de decirte adiós y saludar a una nueva vida sin ti.