Si te enamoras de dos personas quédate con la segunda, porque no hubieras estado con ella si amaras a la primera.

0
137

En realidad, comprendí que mis sentimientos se idealizaron a la posibilidad de crear una historia diferente junto a un ser que realmente no existía. A pesar de todas las adversidades siempre te creí, siempre estuve ahí, siempre te apoyé, siempre te amé. Y duele, duele tanto darse cuenta que fallas tantas veces y aun así sigues apostando por esa carta que siempre te falla en la jugada, porque crees o algo dentro de ti te dice que esta vez será distinto y lo que hace esto, es que cada vez más la decepción es mucho más elevada.

[SM-Responsive][/SM-Responsive]

Realmente termino algo para mí, que para ti nunca empezó. Tristemente es la realidad de los hechos es la “realidad de las mentiras”, sabias que me dolía, sabias que mis sentimientos se ofendían, que mi corazón se frustraba, que de mis ojos brotarían lágrimas en cualquier momento, paro para ti eso no era nada; tu solo lo disfrutabas, desde siempre te dije que las mentiras no, que las mentiras dolían, que las mentiras decepcionaban, que siempre te hacían cambiar y que te podrían convertir en un ser diferente después de tantas caídas.

Sabias mi pasado y no te importo, no me querías ni a mí, ni a ella… en realidad no querías sentirte solo o despreciado, no me quisiste, o tal vez solo te sentías bien o no te sentías aburrido en tu paupérrima vida. Pero no la amaste ni a ella ni a mí porque simplemente uno no lastima a la persona que ama.

Aunque lo admito te estoy extrañando y mucho, pero tú no decidiste dejarme, fui yo quien decidió alejarse, alejarse de alguien que me estaba atando, que me estaba haciendo depender de él, de alguien que me hacía daño, pero, aun así me gustaba su compañía, me gustaban sus abrazos, sus risas, sus extrañas formas de ser (porque eran diversas), hoy; con el dolor de mi alma y de mi corazón, yo; quien siempre creí ser fuerte e incapaz de conocer la derrota sentimentalmente, acepto que me gustaban tus mentiras. Hasta que descubrí una de las más grandes y de las más decepcionantes, hasta que te descubrí a ti. Porque cuando me decías que eras diferente, jamás pensé que fueras peor. Me apegue a ti, mi alma, mi corazón, mi cuerpo, mi ser completo, te pertenecía a ti y dejaste que todo se esfumara, cuando sabias que con solo una acción podías tenerme a mí siempre fiel a ti.

Mi mente no toleraba las mentiras ni mucho menos las burlas, mi alma ya está seca por tantas decepciones y me duele comprender hoy, que fallaste de una manera tan fatal, aunque te dije que con mentiras no. pero preferiste la opción fácil… seguir mintiendo. Por eso te dejo el camino libre, espero que al menos a ella la puedas amar, porque estoy segura de que a mí no, porque cuando se ama de verdad no hay espacio para un tercero, así que quédate con ella porque de cualquier forma de ti ya nada quiero.

Autor: Marcelis Mejía

Editado por: Sunky