Abrir los ojos duele, pero nada duele más, que cargar con el dolor de un corazón no amado.

0
44

Tenia una voz tan cálida y dulce que no necesite ver su rostro, porque solo con ese sonido embriago mi ser, pero nunca imaginé que aquella voz pertenecía a esa persona que se convertiría en alguien tan especial.

[SM-Responsive][/SM-Responsive]

Me miro cada día y me pregunto ¿Por qué él, no pudo ser otro?, entonces aparece mi subconsciente diciendo, porque solo tú decides quien permanece en tu vida, y quien solo está de pasada, pero lamentablemente tu decidiste que él se convirtiera en tu centro, permitiéndole,  que si en algún momento se marcha, tú vas a quedar vacía, sin pensar que eso es el peor engaño que te puedes hacer a ti misma, analizó todo lo que mi subconsciente me dice, reflexiono y por más que quiero aceptar que es verdad no puedo.

Se me hace tan difícil querer borrar de mi corazón a alguien que como imán se ha clavado en él, lo que me pregunto es ¿así como él está clavado en mí yo estaré en él? y de nuevo aparece mi subconsciente, negando con la cabeza diciendo muy tristemente, sabes que no es así, el jamás te quiso de verdad, si  así fuera, no crees que hubiese luchado por quedarse, al contrario luchó con más fuerza por irse y jamás regresar, se le hizo más fácil porque su intención nunca fue quedarse, ya que a diferencia tuya él no se enamoró, solo quería jugar al amor donde  salió ganando o eso es lo que parecía , pero paso algo inesperado dentro de mí, una mañana desperté radiante con ganas de verme hermosa, y esta vez ya no para él, solo para mí porque así me sentía bien, no necesitaba de la aprobación de nadie para tener un buen ánimo, ahora todo es diferente, me di cuenta que el jamás ganó, fui yo la que gane algo muy importante, fue la  libertad que se siente al no estar atada a nadie.

Lo cierto es que nunca será tarde para dar la vuelta la página y seguir abriendo nuevos caminos a la felicidad, aunque  a veces en esos caminos tendrás que tropezar de nuevo con aquel sufrimiento que por muchas noches no te dejó dormir,  así es el destino te pone tantas veces a esa persona en frente de ti, para que te des cuenta que realmente ella no pertenece a tu vida y debe permanecer solo ahí al frente alejada, entonces cuando la veas y ya no duela sentirás un alivio y  sabrás que lo haz superado y que no hay más por hacer, ya no te atormentara su presencia solo pasaras y te sentirás feliz porque al fin ya eres libre.

Abrir los ojos duele, pero nada duele más, que cargar con el dolor de un corazón no amado.

Por: Damii